Descubierto un mensaje oculto que dejó Edvard Munch en su obra El Grito

El Grito, cuadro Edvard Munch
El Grito, cuadro Edvard Munch. / Archivo.
Gracias a la tecnología se ha podido comprobar que unas pequeñas palabras escritas a un lado del cuadro han sido obra del propio autor, una cuestión que había sido debatida por décadas.
Descubierto un mensaje oculto que dejó Edvard Munch en su obra El Grito

​Cada artista tiene su propia forma de expresarse y puede ser bastante particular. Esto no los demuestra el artista Edvard Munch, pintor de la famosa obra El Grito, que dejó un particular mensaje en su pintura. Una reciente investigación con tecnología de vanguardia despeja las dudas y resuelve uno de los misterios más llamativos de la obra.

"Sólo pudo haber sido pintado por un loco", es el garabato que apenas puede leerse en la esquina superior izquierda del cuadro. Estás palabras han sido objeto de debates durante años debido a que había quienes aseguraban que habían sido objeto a de vandalismo.

Ahora una larga investigación del Museo Nacional de Noruega ha revelado que Munch efectivamente escribió estás palabras en su propio cuadro. El Grito es conocido en todo el mundo por ser la más grande obra de expresionismo de los tiempos modernos siendo resumida como una pintura atemporal de la ansiedad humana. En ella vemos a un hombre gritando con el rostro muy angustiado, su fama y fortuna es tal, que en estos tiempos es objeto de memes y cuenta con su propio emoji.

Los curadores del museo noruego de valieron tecnología infrarroja para analizar el mensaje. Las letras fueron comparadas con cartas y notas del pintor para verificar si fueron o no escritas por él. "La escritura es sin duda de Munch", dijo Mai Britt Guleng, curadora del museo. "La escritura en sí, así como los acontecimientos que ocurrieron en 1895, cuando Munch mostró la pintura en Noruega por primera vez, apuntan en la misma dirección".

Sobre el por qué de estas palabras, los expertos recuerdan que cuando Munch presentó la obra por primera vez obtuvo muy malas críticas entre personas que incluso llegaron a preguntarse sobre el estado mental del pintor. Molesto por las críticas, Munch decidió escribir estas palabras que tanto han desconcertado a los expertos. 

"En una noche de discusión en la Asociación de Estudiantes, donde se cree que Munch estuvo presente, el joven estudiante de medicina Johan Scharffenberg cuestionó la salud mental de Munch y afirmó que sus pinturas demostraban que no estaba en su sano juicio", comentaron desde el museo. "Es probable que Munch agregara la inscripción en 1895, o poco después en respuesta a las críticas sobre su obra". @mundiaro

Descubierto un mensaje oculto que dejó Edvard Munch en su obra El Grito
Comentarios