El bitcoin alcanza los 50.000 dólares por primera vez desde 2021

Bitcoin. / Andre Francois Mckenzie en Unsplash
Bitcoin. / Andre Francois Mckenzie en Unsplash
El bitcoin ha experimentado tanto caídas abruptas como repuntes espectaculares. Al tratarse de un activo tan volátil, es difícil saber a ciencia cierta a qué se ha debido el crecimiento actual.
El bitcoin alcanza los 50.000 dólares por primera vez desde 2021

El bitcoin es una criptomoneda y, como tal, se caracteriza por su naturaleza volátil. Esto quiere decir que su valor puede fluctuar significativamente en un periodo corto de tiempo, tanto hacia arriba como hacia abajo. De hecho, así ha sido desde su creación, en octubre de 2008. 

El bitcoin ha experimentado tanto caídas abruptas como repuntes espectaculares. Durante las crisis de 2018 y 2022, su valor cayó hasta en un 80%, pero desde finales de 2022 la criptomoneda ha resurgido con un aumento del 200%, alcanzando los 50.000 dólares para sorpresa de muchos y entusiasmo de otros.

Al tratarse de un activo tan volátil, es difícil saber a ciencia cierta a qué se ha debido dicho crecimiento. No obstante, parece ser que los analistas se han puesto de acuerdo y han ‘culpado’ a la SEC, es decir, a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos. Este organismo regulador aprobó la comercialización de ETFS vinculados al bitcoin, lo que ha hecho que cada vez más personas puedan comprarlos de una manera más fácil y segura.

Además, el bitcoin está ganando terreno en muchos sectores diferentes. Por ejemplo, cada vez son más las empresas que ofrecen pagar a sus empleados en criptomonedas, de forma opcional. También cada vez son más los casinos bitcoin que ofrecen a los jugadores la opción de depositar y retirar dinero con bitcoins u otras criptomonedas. 

Esta tendencia a pagar o usar este tipo de activos se debe a varias razones. En primer lugar, el bitcoin es una moneda descentralizada que utiliza tecnología blockchain, así que la seguridad está más que garantizada. Los jugadores, o los compradores, se benefician de una mayor privacidad en sus transacciones, ya que no tienen que compartir su información personal ni financiera. 

Por otro lado, al usar bitcoin en los pagos, los usuarios también evitan las posibles comisiones y los cargos adicionales que a menudo están asociados con otras formas de pago más tradicionales. Otra gran ventaja es la accesibilidad global de bitcoin, ya que las criptomonedas no están sujetas a las fronteras geográficas ni a las restricciones de los sistemas financieros tradicionales.

El reciente aumento del valor del bitcoin está animando a mucha gente a invertir en esta criptomoneda y ha hecho que más personas confíen en su valor, a pesar de su volatilidad. Además, cada vez son más las instituciones que están aceptando el bitcoin, y se espera que en un futuro próximo haya más fondos similares que se aprueben para ser vendidos.

En definitiva, el bitcoin está disfrutando de una de sus mejores épocas y muchos expertos ya han augurado que su precio seguirá subiendo, tal vez hasta superar los 60.000 dólares.

Comentarios