The Whale: el regreso triunfal de Brendan Fraser de la mano de Darren Aronofsky

Brendan Fraser en The Whale. A24
Brendan Fraser en The Whale. / Productora.
La cinta, en la que el actor da vida a un hombre con obesidad mórbida, ha sido ovacionada durante 6 minutos en su estreno en el Festival de Cine de Venecia. ¿Qué dice la crítica? 
The Whale: el regreso triunfal de Brendan Fraser de la mano de Darren Aronofsky

Si tienes la edad suficiente, es casi seguro que sabes bien quién es Brendan Fraser: lo recordarás por George de la jungla, por su papel como Rick O'Connell en la trilogía de La momia, como Rick Cabot la ganadora del Oscar, Crash, o bien por cualquiera de las películas que convirtieron a este actor en el favorito de la taquilla durante los 90 y principios de los 2000.  

Y a esa lista se suma este año un nuevo personaje que promete traer de vuelta en la cima al famoso, prácticamente desterrado de la industria cinematográfica en los últimos años: se trata de Charlie, el protagonista de The Whale, el filme de Darren Aronofsky que se ha estrenado en el Festival de Cine de Venecia con una ovación de 6 minutos.

Brendan Fraser: ascenso, caída y renacimiento

"Simplemente estoy intentando aguantar hoy (...) Gracias por esta maravillosa acogida, deseo que esta película cause la misma profunda impresión que provocó en mí", ha dicho el intérprete estadounidense, visiblemente emocionado, en la presentación de la película. 

Los expertos han elogiado la actuación de Fraser en la cinta, al punto de que su nombre ya suena con fuerza como uno de los claros candidatos al Oscar. Pero, más allá de esto, el gran mérito de The Whale es que consagra el regreso de un actor que llevaba años alejado de los focos tras vivir unos años bastante difíciles.

 

Fraser sufrió graves lesiones mientras daba vida a su versión de Tarzán: el actor se negaba a usar dobles para las escenas de riesgo y por esta razón terminó en el hospital en varias ocasiones, lo que más adelante le pasaría factura a su carrera. Además, la celebridad ha contado que sufrió de la discriminación de la industria cuando, con el paso de los años, dejó de tener el cuerpo idealizado por Hollywood. 

En 2007, el divorcio de su esposa, Afton Smith, marcaría un doloroso capítulo en su vida. Y un año después llegaría el suceso que le obligó a alejarse de la industria que lo había encumbrado a la cima: el actor cayó en depresión tras denunciar públicamente que había sido víctima de acoso sexual por parte del expresidente de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), Philip Berk. “Me sentía culpable y miserable", llegó a admitir la estrella. 

Tras esta oscura racha, el actor ha ido retomando tímidamente su carrera con participaciones en series como Trust o en películas como Killers of the Flower Moon, lo nuevo de Martin Scorsese. Nada muy destacado… hasta The Whale.

La historia detrás de The Whale

En el filme, que está basado en la homónima obra teatral de Samuel D. Hunter, Brendan Fraser se mete en la piel de Charlie, un profesor que pesa 250 kilos y queda confinado a una silla de ruedas tras hacer de la comida su antídoto para amortiguar el dolor por una tragedia personal.

Para el papel, el actor tuvo que realizar un fuerte trabajo físico para conseguir el aspecto de su personaje, además de utilizar durante todo el rodaje una prótesis de una barriga de 130 kilos de peso. 

"Tuve que aprender a moverme de un modo nuevo, desarrollé músculos que no sabía que tenía y sentí vértigo al final de la jornada cuando me quitaban la prótesis por una sensación ondulante como cuando bajas de una góndola en Venecia", ha recordado el famoso. "Charlie es, con mucho, el hombre más heroico que he interpretado". "Su superpoder es ver lo bueno en los demás y sacar eso de ellos", ha añadido.  

Junto a Fraser veremos además a Sadie Sink, una de las actrices protagonistas de la última temporada de Stranger Things. La estrella interpreta a la hija adolescente del protagonista, que lucha por reestablecer su vínculo con ella tras abandonarla después de iniciar una relación homosexual.

Primeras críticas de The Whale 

¿Y qué dicen los expertos sobre la nueva película de Darren Aronofsky?  

“Es el relato de un hombre que se suicida en cámara lenta. Y, al mismo tiempo, es un retrato de un eterno optimista que aún alberga esperanza para la humanidad. [...] Fraser, un actor que trae consigo una considerable buena voluntad de la audiencia y que podría decirse que ofrece la mejor actuación de su carrera, será un punto de venta importante para esta película. Hay un magnetismo en Charlie y su gran corazón sobrecargado que atrae a otros, y a nosotros, como audiencia, hacia él”. Wendy Ide de ScreenDaily:

“The Whale, si bien tiene un carácter cautivador en su centro, resulta ser sinceridad y tonterías a partes iguales. La película nos lleva, atando a la audiencia a la interpretación intensamente vivida y conmovedora de Fraser, sin embargo, cuanto más avanza, más su drama se entrelaza con artilugios molestos, como todo el problema de por qué este padre y su hija estaban tan separados de el uno del otro. [...] La mayor parte de The Whale simplemente no es tan buena como la actuación de Brendan Fraser. Sin embargo, por lo que Fraser trae, merece ser vista”. Owen Gleiberman de Variety

“Aronofsky se asegura de que esta historia independiente se sienta deslumbrantemente cinematográfica a través de las sutilezas de la ubicación de la cámara y el intrincado mapeo de formas psicológicas en el limitado espacio arquitectónico. [...] La película se desarrolla lentamente hacia una aniquilación emocional sostenida, luego te golpea con ese clímax, que provocó los aplausos más fuertes hasta ahora en Venecia de este año. Es una despedida clásica de Aronofsky: tan abrumadora como los finales de The Wrestler y Black Swan. ¿Quién diría que una película sobre la debilidad de la carne podría ser un bálsamo para el alma?”. Robbie Collin de The Telegraph.

"Las actuaciones son lo que brilla sinceramente dentro de The Whale. Brendan Fraser posee este poder irresistible para tirar de la fibra sensible de su corazón mientras usa las prótesis corporales, lo que podría haber debilitado fácilmente su capacidad de emocionarse. Fraser bien merece todos los elogios que se le han otorgado y ha logrado otro hito dentro de su vasta carrera. Charlie es un personaje por el que se te rompe el corazón. A través de todo su sufrimiento, intenta incansablemente encontrar destellos de positividad donde sea que pueda. En muchos sentidos, Fraser comparte el espíritu contagiosamente amable de su personaje y es capaz de hacer que su alma inquebrantable sea genuina, incluso cuando se enfrenta a la agitación emocional de su hija". Yasmine Kandil de Discussing Film. @mundiario

The Whale: el regreso triunfal de Brendan Fraser de la mano de Darren Aronofsky
Comentarios