La bestia: un laberinto de amor y ciencia ficción

Imágenes de la película La bestia. / @Twitter
Imágenes de la película La bestia. / @Twitter
Léa Seydoux y George MacKay ensalzan los amores imposibles en dos siglos de la mano del director Bertrand Bonello.
La bestia: un laberinto de amor y ciencia ficción

Muchos aficionados al cine suelen ir a pasar tiempo libre, desconectar y pasar sus dos horas en la pantalla disfrutando de un estreno. Esta película no es para ese tipo de gente, sino para el verdadero cinéfilo que busca el esoterismo y la complejidad en cada cinta que ve.

Sinopsis. En un futuro cercano, donde la inteligencia artificial reina, las emociones se han convertido en una amenaza. Para librarse de ellas, la joven Gabrielle decide purificar su ADN en una máquina que la sumergirá en sus vidas pasadas. Allí se reencuentra con Louis, su gran amor. Pero está abrumada por el miedo y por la sensación de que la catástrofe se avecina. Una historia ambientada en tres períodos distintos: 1910, 2014 y 2044.

Producción y reparto. Bertrand Bonello hace en este film de director, guionista y compositor musical, donde se apoya en dos protagonistas excepcionales: George MacKay y sobre todo Léa Seydoux. La actriz francesa se entrega por completo a un papel en el que abraza todo tipo de estados y altibajos emocionales. La desgracia, el miedo y fatalidad son sustantivos que le quedan que ni pintados a la intérprete parisina.

Adaptación libre. La bestia está basada en la narrativa de Henry James La bestia en la jungla, que nos lleva en primera instancia a un futuro distópico en el que la sociedad está dominada por la inteligencia artificial y donde las emociones humanas están consideradas una debilidad.

Demasiado larga. Es verdad que en varias cintas de Bonello vemos posturas intermedias entre doctrinas y actitudes y, siendo esta una película con tres períodos distintos, es difícil de explicar y llevar al cine en poco tiempo, pero los 146 minutos del film parecen demasiado para el verdadero atractivo que nos muestra.

Imágenes de la película La bestia. / @Twitter
Imágenes de la película La bestia. / @Twitter

Nuevo extremismo francés. El director galo, junto a otros compatriotas cineastas, pertenece a la mencionada corriente que busca un cine más transgresor, desobediente y que se sale de lo establecido.

Imágenes de la película La bestia. / @Twitter
Imágenes de la película La bestia. / @Twitter

La bestia, por su laberíntica trama y sus emociones desgarradoras, no se antoja una película fácil de ver, en la que el nivel de atención tiene que ser máximo si queremos disfrutar e intentar entender un romance imposible entre 1910, 2014 y 2044. @mundiario

Comentarios