No todos conocen este grano lleno de hierro para el cuerpo

Mijo, grano integral. / Pexels.com.
Mijo, grano integral. / Pexels.com.

Una pista: es fácil de cocinar y apoya el azúcar en la sangre.

No todos conocen este grano lleno de hierro para el cuerpo

El mijo es un grano antiguo que absolutamente merece un lugar en nuestras dietas modernas. Si bien a menudo se ve eclipsado por granos más populares como la quinoa, la avena o la cebada, este grano de semilla similar al maíz está lleno de nutrición. 

Si bien el mijo es técnicamente una semilla, sus propiedades son más similares a las de un grano integral. Si te cansas de comer arroz integral y avena todos los días, es posible que quieras agregar este antiguo grano a tu dieta para variar. Continúa leyendo para saber por qué el mijo es una gran adición a tu dieta.

¿Qué es el mijo?

El mijo es un tipo de hierba de cereal de la familia Poaceae y, aunque este grano se encuentra comúnmente en la comida para pájaros, también es un grano nutritivo para la dieta humana. De hecho, hay varios países en todo el mundo que consideran el mijo un alimento básico en la dieta.

La mayor parte del mijo que se encuentra hoy en día en las tiendas de comestibles se cultiva en India, China y Níger. También se cultiva en Dakota del Norte y del Sur, Colorado y Nebraska. Este grano naturalmente libre de gluten se parece a un grano de maíz y tiene un sabor relativamente suave con ligeras notas de sabor dulce parecido al maíz. En cuanto a la textura, tiene la esponjosidad del cuscús y es un poco más denso que la quinoa. 

Dado que no altera el sabor de la mayoría de las recetas, el mijo es realmente versátil y fácil de incorporar en una variedad de recetas. Sin mencionar que es uno de los granos más asequibles si estás buscando opciones económicas para agregar a tu plan de comidas.

Beneficios nutricionales del mijo

Al igual que otros cereales integrales, el mijo está repleto de beneficios nutricionales. Una taza de mijo cocido equivale a 6 gramos de proteína y 2 gramos de fibra. También es una buena fuente de ácido fólico, vitaminas B y minerales como magnesio, fósforo, calcio y hierro. La combinación de fibra y proteína favorece una digestión saludable, ya que el contenido de fibra insoluble actúa como un prebiótico que alimenta a las buenas bacterias del microbioma intestinal. 

En una revisión reciente publicada en Frontiers in Nutrition, los investigadores detectaron un vínculo entre comer mijo y niveles más altos de hemoglobina, la proteína rica en hierro que transporta el oxígeno por todo el cuerpo. Descubrieron que comer mijo regularmente puede reducir la anemia por deficiencia de hierro, que es responsable del 50% de los casos de anemia en todo el mundo.

En comparación con otros granos, el mijo también es un alimento con un índice glucémico relativamente bajo, e investigaciones anteriores incluso han señalado que podría ser un alimento útil para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

También tiene beneficios ambientales, pues tiene una baja huella de carbono porque no necesita mucha agua y crece bien a altas temperaturas.

Mijo vs. Quinoa

La principal diferencia entre la quinua y el mijo son los perfiles de aminoácidos y los niveles de pH. Los nueve ácidos esenciales se encuentran en la quinoa, lo que la convierte en una proteína completa, mientras que el mijo necesitaría combinarse con otro grano o semilla como la chía o la linaza para ser una proteína completa. En cuanto al pH de estos granos, la quinoa es ácida, mientras que el mijo es alcalino. Entonces, si tienes una barriga sensible, puedes por el mijo en lugar de la quinoa, ya que es más fácil de digerir.

Aunque diferentes en algunos aspectos, el mijo y la quinoa también tienen bastantes similitudes. Ambos son naturalmente libres de gluten y se consideran granos integrales. Dado que tanto la quinoa como el mijo tienen propiedades prebióticas, son excelentes para apoyar una buena salud intestinal.

Para concluir

El mijo es un gran alimento básico para prácticamente cualquier dieta. Es rico en proteínas, fibra y es apto para dietas sin gluten y diabéticas. Además, es súper versátil y es un complemento perfecto para el desayuno, el almuerzo o la cena.  @mundiario

 

 

No todos conocen este grano lleno de hierro para el cuerpo
Comentarios