La moda vintage, protagonista indiscutible de cualquier evento

Mujer con un look de los años 50.
Mujer con un look de los años 50.

Las prendas más relevantes de otras épocas conforman hoy en día el estilo vintage, ya sea rescatando prendas de las zonas oscuras de los armarios o confeccionando otras siguiendo los patrones del pasado.

La moda vintage, protagonista indiscutible de cualquier evento

Las prendas más relevantes de otras épocas conforman hoy en día el estilo vintage, ya sea rescatando prendas de las zonas oscuras de los armarios o confeccionando otras siguiendo los patrones del pasado.

Moda rock, romántica, hippy, grunge, vintage… hoy en día son muchos los estilos que podemos encontrar en tiendas y calles de nuestras ciudades. No nos regimos por un único molde y la libertad en el vestir es la seña de identidad de estos últimos años.

Uno de los estilos que prefiero y que recomiendo también para bodas u otras fiestas es la que desde hace un tiempo conocemos como “moda vintage”. Ropa que seguro viste en casa de tus abuelas o en el armario de tu madre y que pasa por ser un compendio de las prendas más relevantes de épocas pasadas.

En los años 20 y 30 destacaban los vestidos sobrios en su confección pero ricos en variedad de telas, ya fuese raso, gasas, encajes o pedrerías que aportaban a los vestidos un plus de elegancia. En los años 20 primaban los vestidos más sueltos para pasar en los 30 a marcar bien la cintura de la mujer. Siempre voy a recordar a Lauren Bacall en el cine luciendo como nadie este tipo de prendas.

En los años 50 los vestidos se volvieron más divertidos con colores alegres, estampados y faldas con volumen. Son este tipo de prenda la que destaca, sobre todo, en la moda vintage.

Vestidos que marcan la cintura con faldas que cogen volumen gracias a los forros y tules. Una de mis prendas favoritas, ya que se puede marcar el busto y la cintura dejando que el volumen de la falda cobre cierto protagonismo también.

En los 60 y 70 llegaron los pantalones como prenda básica para la mujer y la minifalda, toda una revolución. Ambas prendas siguen siendo imprescindibles en cualquier armario y look.

Todas estas prendas, algunas de las cuales fueron consideradas “pasadas de moda”, sobre todo en los 80 y 90, regresan ahora con mucha fuerza, encanto y elegancia. Y como os decía al principio de este artículo, la moda vintage tiene mucho que decir en fiestas, sobre todo en las bodas. Tanto si eres la novia, la madrina o una invitada, ten muy en cuenta este estilo. Además, como siempre digo, en cualquier ciudad hay un atelier, un pequeño taller de confección, en donde podrán hacer realidad el tipo de vestido que tienes en mente y que seguro no encuentras. Allí te aconsejarán sobre lo que más favorece a tu cuerpo y te ofrecerán telas exclusivas para ti que lo mereces.

La moda vintage, protagonista indiscutible de cualquier evento
Comentarios