Trump intenta blindar el Supremo hacia el ala conservadora al nominar a Brett Kavanaugh

Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. RR SS.
Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.

El presidente estadounidense intenta poner el tablero a su favor al nominar al hombre que investigó a Bill Clinton y fue asesor del presidente George W. Bush. Con esto deja clara su motivación para posicionar al Supremo hacía la derecha por medio del segundo nombramiento de un juez en año y medio.

Trump intenta blindar el Supremo hacia el ala conservadora al nominar a Brett Kavanaugh

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha decidido nominar al conservador Brett Kavanaugh para ocupar una plaza en el Tribunal Supremo de EE UU. El conservador es conocido por ser un exasesor del presidente George W. Bush y por haber preparado un juicio contra el presidente Bill Clinton. Esta plaza se abre tras la jubilación de otro juez conservador, aunque moderado, Anthony Kennedy.

El anuncio fue dado por el propio presidente en horario de máxima audiencia luego de algún tiempo generando expectativas entre sus seguidores. Tras conocerse al nuevo nominado del presidente, especialistas prevén que ahora será el turno del ala demócrata del Senado confirmarlo o no, en el cargo. De lograr su cometido, Trump estaría posicionando la más alta instancia judicial de su país hacía la derecha. El órgano se encuentra conformado por nueve jueces, de los cuales cinco son considerados conservadores, y otros cuatro progresistas.

La elección de un juez para el Supremo de parte del presidente, se trata de una de sus más importantes atribuciones ya que propone a una persona para un puesto vitalicio en una institución que toma decisiones muy importantes para la sociedad estadounidense. Los nueve magistrados del Tribunal han sido los encargados de tomar decisiones como poner fin a la segregación racial dentro de las escuelas públicas en 1954; o legalizar el matrimonio entre las personas del mismo sexo en 2015. Con la nominación de Kavanaugh, muchos temen que el Supremo de un giro conservador que empiece a limitar libertades en problemáticas que se creían ya superadas, o al menos, que ya habían tenido un avance.

Brett Kavanaugh es un un juez federal de apelaciones de Washington DC formado en Yale que cuenta con 53 años y tiene una hoja de vida bastante interesante. Es respetado por haber formado parte de la investigación llevada a cabo por el fiscal independiente Kenneth Starr, quien acusó a Clinton en el caso de Monica Lewinsky, y también por haber sido asesor de George W. Bush. Es conocido por ser un republicano religioso que está en contra del aborto y muchos ven con recelo las posturas que pueda tomar ya que si bien, el juez que se retira es conservador, también ha sabido llevar una postura más centrada con el paso de los años, siendo su voto un factor decisivo en casos de discriminación o el matrimonio gay.

Al ser nominado por Trump, el juez señaló que mantendría su fe religiosa, pero acorde a su cargo mantendrá una “una mente abierta en cada caso” para preservar “la Constitución de Estados Unidos y la legalidad”. Ahora que el presidente ha hecho su movimiento, falta que el Capitolio apoye o no su medida. @mundiario

Trump intenta blindar el Supremo hacia el ala conservadora al nominar a Brett Kavanaugh
Comentarios