Los republicanos apoyan a Kavanaugh e impulsan su confirmación para el Supremo

Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. RR SS.
Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.

Pese a las acusaciones de acoso sexual contra el nominado de Trump para el Supremo, el Partido Republicano impulsa su confirmación como juez vitalicio del tribunal más importante de EE UU. Jeff Flake, senador republicano de Arizona, era la gran esperanza para bloquear la nominación de Kavanaugh, pero este ya ha confirmado que lo apoyará.

Los republicanos apoyan a Kavanaugh e impulsan su confirmación para el Supremo

Luego de la comparecencia de Brett Kavanaugh y de Christine Blasey Ford, su supuesta víctima, los republicanos deciden cerrar filan en torno al nominado del presidente Donald Trump e impulsar su confirmación para el Tribunal Supremo de EE UU. El apoyo de los senadores republicanos es crucial por ser mayoría en el Senado, pero puede que esto cambie tras las elecciones legislativas de noviembre, que a su vez son la gran razón de por qué los republicanos se han apresurados en aceptar al nominado del mandatario a pesar de la tormenta política desatada por las acusaciones por abuso sexual que pesan en su contra.

Los republicanos se encuentran contra la espada y la pared. De no impulsar la nominación de Kavanaugh, se arriesgan a no tener un Tribunal conservador ya que podrían perder parte de su poder en el Senado en las elecciones; pero de impulsar la nominación del juez acusado de acoso sexual por cuatro mujeres, los republicanos pasan a ser sumamente impopulares para las legislativas.

El Comité de Justicia del Senado se dispone a votar por su candidatura, el paso previo para la votación de la Cámara donde disponen de una mayoría mínima. Todos esperaban la reacción final de Jeff Flake, senador republicano de Arizona, una de las pocas voces críticas contra Donald Trump. Él mismo había asegurado que sentía dudas sobre el nominado y por eso pidió escuchar a las partes, sin embargo, tras las respectivas versiones de los implicados, Flake aseguró que creyó en el juez y votaría por él.

Este caso ciertamente ha recordado a lo ocurrido en 1991 con el juez Clarence Thomas, que aun forma parte del Supremo. En aquella época Thomas fue nominado para formar parte del Tribunal, pero su confirmación se vio truncada ante las palabras de Anita Hill, una subordinada del juez quien aseguró que este la había acosado sexualmente en distintas ocasiones. En aquella ocasión los republicanos igualmente confirmaron al juez para el Supremo.

La historia parece repetirse porque los senadores no han creído en Christine Blasey Ford, una profesora de estadística de la Universidad de Palo Alto, que acusó al juez de haberla medito en un cuarto, junto a un compañero, donde intentó violarla en estado de ebriedad. Con voz quebrada relató que en 1982, Kavanaugh la metió en la habitación e intentó desvestirla, mientras le tapaba la boca para ahogar los gritos.

Los republicanos hacen caso a la negación del juez y en la falta de pruebas materiales que corroboren los hechos. Los demócratas piden que se abra una investigación donde participe el FBI. La American Bar Association, el gran colegio profesional de abogados de EE U,U también ha solicitado una investigación, pero tras el empuje del Comité, solo hace falta la votación del pleno la próxima semana.

Aunque los republicanos tienen la mayoría del Senado, no pueden darse el lujo de perder por un solo voto ya que no podrían impulsar su estrategia. De quedar en empate, 49 a 49, el voto del vicepresidente Mike Pence será el decisivo… y ya sabemos qué votará. @mundiario

Los republicanos apoyan a Kavanaugh e impulsan su confirmación para el Supremo
Comentarios