Kavanaugh, candidato de Trump al Supremo, testificará ante el Senado por el caso de abuso sexual

Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. RR SS.
Brett Kavanaugh, juez de EE UU; y Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.

La presunta víctima de abusos sexual también comparecerá ante el Comité Judicial. El voto que estaba previsto para el jueves fue pospuesto hasta nuevo aviso y se aclare el caso.

Kavanaugh, candidato de Trump al Supremo, testificará ante el Senado por el caso de abuso sexual

Donald Trump propuso como nuevo juez vitalicio del Tribunal Supremo a Brett Kavanaugh que estaba a un paso de ser aprobado por el Congreso, hasta que una senadora demócrata presentó una carta escrita por una mujer que aseguró haber sido víctima de acoso sexual de parte de Kavanaugh cuando ambos eran adolescentes. Christine Blasey Ford es la acusadora que en un principio se rehusó a revelar su identidad, hasta que finalmente decidió salir del paso y asegurar que luego del ataque del nominado a juez por Trump, ha sufrido durante toda su vida de secuelas de aquel hecho.

El designado por el presidente para la máxima autoridad judicial de EE UU es causado por intento de violación en 1982. Kavanaugh niega las acusaciones y anunció que comparecerá el próximo lunes en el Comité Judicial del Senado, así como lo hará su supuesta víctima. Por su parte, Trump sigue apoyando al juez y minimiza las acusaciones.

La sesión será a puerta abierta y retransmitida en directo por televisión, la misma será esencial para determinar la suerte del juez para poder acceder al Supremo. Se prevé que la comparecencia se convierta en un circo político a menos de dos meses de que tengan lugar las cruciales elecciones legislativas. Si el caso de Kavanaugh vs. Ford sigue su curso es probable que la votación se retrase. De ser así y si los demócratas logran la mayoría en el Congreso, es probable que la nominación del juez sea vetada.

Luego de salir a la luz, los medios estadounidenses recordaron inmediatamente el caso de Clarence Thomas, que en 1991 fue designado miembro del Supremo luego de que una mujer, Anita Hill, lo acusara de acoso sexual en su puesto de trabajo y este lo negara. Hill compareció ante el Senado para detallar el presunto abuso y su versión fue atacada por los republicanos.

“Estoy dispuesto a hablar con el comité judicial del Senado de cualquier forma que el comité considere apropiada para refutar esta falsa acusación de hace 36 años y defender mi integridad”, dijo Kavanaugh en un comunicado. Horas antes, Debra Katz, abogada de Ford, ya había asegurado que su defendida estaba dispuesta a testificar para que se escuche la “historia completa”.

Ford ofreció declaraciones a The Washington Post ocasionando que la estrategia republicana se derrumbara por completo. Actualmente el partido cuenta con 51 senadores y solo pueden darse el lujo de perder a uno si los 49 demócratas deciden irse contra la nominación del juez. El objetivo de los republicanos era mantener una mayoría en el Supremo para el 1 de octubre y evitar que la decisión llegase después de las elecciones, donde podrían perder poder.

El senador por Arizona Jeff Flake, uno de los republicanos más críticos de Trump y primer frente luego de la partida John McCain, expresó que ya “no está cómodo votando sí” al nominado de Trump y pidió escuchar a la mujer. Su apoyo es clave en el comité y sin él, la nominación queda empatada, es decir, su voto define de qué lado se inclinará la balanza.

Por otro lado, también se encuentran las senadoras Lisa Murkowski de Alaska y Susan Collins de Maine, republicanas moderadas, no han revelado su voto y en otras ocasiones se han desmarcado de su partido por causas sociales. Ninguna ha revelado su posición, pero de comprobarse que Kavanaugh ha mentido, es probable que no voten por él. @mundiario

Kavanaugh, candidato de Trump al Supremo, testificará ante el Senado por el caso de abuso sexual
Comentarios