¿Por qué Pálpito se convirtió en la mayor sensación de Netflix?

Imágen promocional de Pálpito / Netflix
Imágen promocional de Pálpito / Netflix

La nueva serie colombiana de Netflix se ha mantenido constante en el top 10 de lo más visto en distintos países de habla hispana.

 

¿Por qué Pálpito se convirtió en la mayor sensación de Netflix?

Protagonizada por Michel Brown, Ana Lucía Domínguez y Sebastián Martínez, Pálpito se posicionó en el top 10 de lo más visto desde su momento de salida a mediados de abril, y no solamente en España, pues pronto se convirtió en un fenómeno internacional, donde países como México, Chile, Colombia, Perú, Venezuela y Polonia fueron de los países con mayor cantidad de reproducciones, tal como señaló CNN Español.

La serie se centra en Simón, “un hombre empeñado en vengarse de la organización de tráfico de órganos que asesinó a su esposa se involucra por casualidad con la mujer que recibió su corazón”. A unas semanas de su estreno, este thriller colombiano se ha mantenido como uno de los favoritos de Netflix, en parte por las buenas actuaciones de su elenco, pero a su vez por exponer las redes de tráfico de órganos, y los dilemas morales de la sociedad.

¿De qué trata Pálpito?

Desde un inicio, Camila (Ana Lucía) tiene inquietud por conocer la identidad del donante anónimo de su corazón, sin el cual, hubiera muerto en cuestión de días. Una investigación personal la lleva a descubrir que en realidad nunca hubo una donación, y todo provenía de una red de tráfico de órganos, que a solicitud de su marido (Sebastían Martínez) habían asesinado a la esposa de Simón.

El drama se incrementa por la atracción que existe entre Camila y Simón, quien también está haciendo una indagación para exponer a los traficantes de órganos y así hacer justicia por el homicidio de su pareja. Pronto se descubre que la mafia continúa teniendo relación con Zacarías, el esposo de Camila, que a su vez es el asesor político de Braulio Cárdenas, candidato a la presidencia con quien los traficantes tienen interés de formar una alianza.  

Un drama de ficción no tan alejado de la realidad

Aún cuando la historia es completamente ficticia, retoma muchos aspectos negativos de la sociedad actual, tales como la corrupción de políticos y policías, así como el alarmante incremento del tráfico de órganos. Tal como dijo Alicia Verdú, ciminóloga española especializada en trata de personas y tráfico de órganos, este es un delito que “los Estados no quieren asumir que tienen [...] dentro de sus fronteras, a no ser que haya un escándalo mediático”.

Es curioso que para Verdú, los líderes mundiales no tienen dificultad en asumir que existe el consumo de drogas o la prostitución en sus naciones porque es algo que todos los países tienen, pero con el tráfico de órganos pasa algo diferente. Este es un punto que también trató Leonardo Padrón, creador de la serie, ya que desde las fuerzas políticas censuran el testimonio de Camila en el que expone a la luz la existencia de la red de traficantes.

Así, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció en 2021 que los traficantes de personas se aprovecharon del confinamiento por el covid-19, utilizando las redes sociales para engañar y captar a sus víctimas; que tal como dice el Gobierno de México, no solamente se refiere a delitos sexuales, sino también al tráfico de órganos.

Pálpito te permite saber más de una de las actividades criminales más lucrativas, que consiste en la extracción, venta y compra ilícita de órganos, lo que se explora a lo largo de 14 capítulos, con una duración aproximada de 40 minutos cada uno. En caso de que aún no la hayas visto, o en su defecto que ya lo hayas hecho y te hayas quedado con la duda de qué pasará, Netflix ya ha confirmado la segunda temporada de está innovadora historia. @mundiario

¿Por qué Pálpito se convirtió en la mayor sensación de Netflix?
Comentarios