Cowboy Bebop: cuando el salvaje oeste se vive en la Vía Láctea

Protagonistas de Cowboy Bebop. / IMDB
Protagonistas de Cowboy Bebop. / IMDB

El anime de 1998, disponible en Netflix, revela poco a poco el pasado de sus protagonistas, al son de un jazz exquisito.

Cowboy Bebop: cuando el salvaje oeste se vive en la Vía Láctea

Si eres amante de los animes esto es para ti, pues Cowboy Bebop es fantástica de inicio a fin, protagonizada por Spike y Jet, un par de sujetos que todas las semanas encienden la tele para ver Big Shot, el show que les informa sobre el precio y posible paradero de diversos criminales. Básicamente son cazarrecompensas, aunque no recuerdan precisamente a John Wayne o Clint Eastwood. 

Surcan el espacio exterior a bordo del Bebop, con la esperanza de cazar a un criminal que les haga ricos, pero siempre se les escapan cuando los tienen en la punta de sus dedos. Por eso, en lugar de montarse en el dólar, malviven como pueden en los planetas que visitan, todos ellos medio deshabitados y sin ley, en un entorno que resulta ser el salvaje oeste a escala astronómica.

En los 26 capítulos de Cowboy Bebop, disponibles en Netflix, Spike y Jet encontrarán dos compañeros de viaje, Faye y Ed, formando el grupo más carismático de la historia del anime. Cuatro personajes cargados de secretos y un pasado sin resolver, que se presentará en los momentos más insospechados. Sin cliffhangers y sin estrategias para retener al espectador, puedo decir sin exagerar que cada capítulo es una historia única. 

Un ícono de la cultura pop

La banda sonora, elogiada hasta la saciedad por sus fans, tiene música de todo tipo. Eso sí, con predilección por el jazz y un saxofón, que al escucharlo años después le hace a uno recordar lo enorme que es la serie. La obra de 1998, considerada por muchos el mejor anime jamás creado, siendo famosa en parte por sus innumerables referencias al arte y a la cultura pop. 

Lo cierto es que Cowboy Bebop es más que eso. Es un recordatorio de que los hechos del pasado jamás se borran y siempre nos encuentran de nuevo, incluso en la inmensidad del espacio exterior. Si el romanticismo artístico es “sentirse pequeño”, entonces Cowboy Bebop es la serie más romántica que existe. @gonzaloaraujofm

Cowboy Bebop: cuando el salvaje oeste se vive en la Vía Láctea
Comentarios