Wonka: La cinta protagonizada por Timothée Chalamet ¿funciona como precuela?

Wonka. / Warner Bros
Wonka. / Warner Bros
La cinta cuenta con el 83% de aprobación de la crítica, y entre su elenco tiene a leyendas de Hollywood como Olivia Colman y Rowan Atkinson.
Wonka: La cinta protagonizada por Timothée Chalamet ¿funciona como precuela?

Pese a las dudas, no, Wonka no es precuela de Charlie y la Fábrica de Chocolates (2005), sino que se apega más a la versión de 1971 protagonizada por Gene Wilder, y que puedes ver en HBO Max.

En esta nueva versión, Timothée Chalamet nos muestra a una versión joven de Wonka, que se enfrenta a una mafia chocolatera que no permitirá que tenga éxito. 

Un aire fresco y maduro para Willy Wonka

El tema de la mafia chocolatera es justo lo que, en mi opinión, hace a la película completamente diferente a las otras dos versiones, porque en medio de su fantasía hay una parte oscura de la realidad, haciendo énfasis en las personas oportunistas, chantajistas, y como las mafias terminan por controlar incluso al sistema de justicia, y por eso incluso llama la atención que también se haga mención a los intentos de asesinato y hacerlos pasar por accidentes. 

Y lógicamente también hay que hablar de los musicales, que dejan la comedia de lado para darles espíritu, es decir algo que conecta con las motivaciones de los personajes principales, y esto se convierte en un acierto; aunque difiero de quienes dicen que llegan justo en el momento indicado y que no aparecen sólo por aparecer, porque a fin de cuentas se trata de un musical, así que claro que hay diálogos que se transforman en canciones sólo porque sí. 

Visualmente es colorida y fantasiosa, lo que es acompañado por actuaciones sólidas de diversos actores, recalcando que Chalamet se roba el show desde un inicio, mientras que Paterson Joseph entrega una interpretación consistente como el principal antagonista del filme; sin embargo Calah Lane se queda corta en algunas escenas donde debe mostrarse consternada emocionalmente pero esto no pasa.

En conclusión

Aunque no sea una opinión popular, este no parece ser el nuevo clásico navideño tal como apuntan otros medios, esta es una cinta divertida, que sabe entretener a su audiencia, y que posiblemente sea la mejor historia de Willy Wonka a la fecha, siendo una excelente recomendación para ver en las salas de cine. @mundiario

Comentarios