The New Yorker

POLÍTICA
Catalangate

Pegasus y el New Yorker

El independentismo ha ganado una batalla propagandística en el momento que más lo necesitaba y el Estado no ha sabido reaccionar internacionalmente.