Hillbilly, una elegía rural