Catalangate

POLÍTICA
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès durante la reunión en el Palau de la Generalitat, Barcelona. / Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa

¡Aquí se espía!

Cuestionar que el CNI cumpla su misión es pueril y no tiene recorrido. El nacionalismo catalán ha puesto en valor sus escaños mientras recomponía relaciones entre ERC, JxCat y CUP.
POLÍTICA
Catalangate

Pegasus y el New Yorker

El independentismo ha ganado una batalla propagandística en el momento que más lo necesitaba y el Estado no ha sabido reaccionar internacionalmente.