Imprimir

Viajar en tren por Europa, la mejor forma de hacerlo

María Recondo | 14 de julio de 2020

Vías de tren. / Pixabay
Vías de tren. / Pixabay
Con muchos aeropuertos todavía cerrados, viajar entre capitales europeas parece ahora más difícil que nunca.

Ante las nuevas limitaciones a la hora de viajar, toca volver a las andadas y reconsiderar el tren como medio de transporte principal para las próximas vacaciones. Viajar por Europa supone muchas veces hacer malabares con horarios de avión, conexiones con trenes, ferries y las líneas de autobuses de cada país para llegar de un destino a otro; visitar una ciudad cercana a en la que estamos hospedando puede requerir el uso de varios medios de transporte, es una locura. El tren, que siempre ha cruzado el continente, parece ser la apuesta de las empresas organizadoras de viajes, como Expertrip y similares, y también de la propia Unión Europea, que ha planteado ya la opción de establecer un tren ultrarrápido con varias rutas para atravesar el continente.

No lo hacen sin más, sino que lo proponen con la intención de reducir la cantidad de vuelos cortos entre capitales, y con ello las emisiones de C02 derivadas.  Además, sería un medio de transporte más veloz, si se dedica el presupuesto estimado a la construcción de las infraestructuras. A día de hoy ya hay rutas que son más rápidas en tren que en avión, como el tramo Madrid-Barcelona aquí en España, o el clásico trayecto París-Londres con el Eurostar, que demás para en las dos capitales, no en lugares tan alejados al núcleo urbano como puede ser un aeropuerto.

Y es que conocer Europa en tren no es ninguna novedad, empresas como Interrail o Eurail llevan años vendiendo bonos a, como ellos mismos dicen “los que sean jóvenes de edad o de espíritu”. Este tipo de contratos de viaje solía ser la opción de los jóvenes con poco presupuesto y grandes ambiciones que querían ver todo el continente en un verano, durmiendo en albergues o incluso en la estación. Empresas emergentes están empezando a vender una versión más “sofisticada” de este concepto que es válido incluso para familias con niños. Estamos hablando de una reinvención del concepto que ha existido siempre y de acabar con el falso pensamiento de que el avión es siempre mejor y más rápido. En el caso del tren París-Londres que mencionábamos antes, sólo el trayecto desde el aeropuerto hasta la capital inglesa requiere más tiempo que el viaje entre ciudades (20 y 16 minutos respectivamente).

Existen diferentes gamas de precios, pero los avances que se están haciendo son principalmente de planteamiento de nuevas infraestructuras para unificar el tráfico ferroviario entre países miembros de la Unión Europea. Las rutas que pretenden crear son 4:

En primer lugar, Dublín-París, uniendo la Europa continental con las islas del Atlántico norte. La segunda, de Berlín a Nicosia, capital de Chipre, una vez más, una isla, en este caso del Mediterráneo, que muchas veces queda olvidada por la difícil conexión con otros medios de transporte continentales. Bruselas-La Valeta sería la tercera ruta, que sigue el mismo principio que las otras dos, y finalmente la ruta que atraviesa muchos de los países europeos más visitados. Esta cuarta ruta iría de Lisboa a Helsinki, atravesando por el camino España, Francia, algunos de los países de los Balcanes, Alemania, Países Bajos y Polonia, Dinamarca y Noruega.

¡Todo el continente a nuestro alcance! Si estos planes siguen adelante y el sector de la hostelería se sube al carro, las empresas emergentes podrán realmente maximizar su oferta para que viajemos de la forma más cómoda en las próximas vacaciones. @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/munditravel/viajar-tren-europa-mejor-forma-hacerlo/20200714162921190773.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.