Imprimir

Feliz Navidad: la tercera ola de la Covid-19 ya está en España con toda su fuerza

Redacción | 13 de enero de 2021

Una ciudad en pandemia. / Mitchell Luo. / Pexels
Una ciudad en pandemia. / Mitchell Luo. / Pexels
La relajación política y de la ciudadanía en las fiestas navideñas ha provocado lo que ya se sabía que iba a pasar: la incidencia se ha duplicado en menos de dos semanas y la presión asistencial en las UCI continúa en aumento.

El debate en Navidad fueron los allegados y los "chistecillos" sobre ello. Mientras tanto, el Gobierno se fue de vacaciones, algunos todavía siguen, y los ciudadanos recibieron de buen agrado la relajación de las restricciones. Hoy, las Comunidades Autónomas han decidido endurecer las medidas ante la ausencia de un líder estatal y la presencia de un virus que no sabe de días de asueto.

La temida tercera ola de la pandemia después de las Navidades, pero que se ha ido gestando durante las mismas, golpea con fuerza y no ha quedado otra que reaccionar, al menos en cuanto a gobiernos autonómicos se refiere. La incidencia se ha duplicado en menos de dos semanas y la presión asistencial en las UCI continúa en aumento. Se suma a ello la presencia en España de la cepa británica, más infectiva aunque no más mortal.

Este miércoles, Galicia, La Rioja, Navarra, Baleares y Castilla-La Mancha han anunciado sus nuevas medidas. Cambios que se suman a los que ya aprobaron esta misma semana en Castilla y León, Cantabria, Asturias y Euskadi.

En Galicia, el presidente Alberto Núñez Feijóo ha anunciado "semanas duras" y es que la comunidad registra una incidencia acumulada de 325 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, el doble que hace un mes. A partir de la medianoche del próximo viernes, se adelanta el toque de queda de las 23.00 a las 22.00. El cierre de la hostelería en toda la comunidad será a las 18.00, una medida que se aplicaba antes solo en los municipios con mayor incidencia, y las reuniones pasan de seis a cuatro personas máximo. La comunidad se ha dividido en dos niveles de restricciones: el más rígido limita el aforo de la restauración al 50% solo en terrazas y el más laxo permite un 75% en terrazas y un 30% en interiores.

El comercio mantendrá el aforo del 50%, pero deberá cerrar a las 21.30. Las zonas comunes en centros comerciales deberán estar inhabilitadas. Las actividades deportivas pasarán de grupos de seis personas a un máximo de cuatro y el aforo en cines, teatros y auditorios será del 50%, con un máximo de 250 personas en espacios cerrados y 500 al aire libre. En todos los casos se debe mantener una distancia de 1,5 metros y los asistentes deberán estar sentados. En el nivel máximo de restricciones se limitará el aforo de centros comerciales a un 30%.

El 47% de la población gallega, de un total de 60 municipios, estará bajo las medidas más restrictivas, incluyendo a los habitantes de A Coruña, Santiago, Ferrol y Ourense. Las cuatro ciudades estarán bajo un cierre perimetral, así como los demás Ayuntamientos en este nivel de limitaciones. El resto de grandes ciudades gallegas ―Lugo, Pontevedra y Vigo―, estarán bajo medidas menos rígidas, pero tampoco se permitirá la movilidad fuera de sus fronteras, por lo que, en total, son 63 los Ayuntamientos aislados de forma individual, y no con almendras conjuntas (perímetros que permiten la movilidad entre algunos municipios, pero no con el resto de la autonomía) como se había organizado hasta este miércoles.

En Aragón continúa con el cierre perimetral, tanto a nivel autonómico como a nivel provincial. El toque de queda está entre las 23.00 y las 6.00 horas, y todas las actividades no esenciales deben cerrar a las 20.00 horas y, en hostelería, el aforo se limita al 30 por ciento en el interior y al 50 por ciento en terrazas.

En Asturias el cierre de la hostelería y los negocios de comercio se adelantará a las 20.00 horas a partir del jueves, cuando también se ampliará la restricción a la movilidad nocturna desde las 22.00 a las 6.00 horas y se cerrará perimetralmente el concejo de Grado. La Comunidad Autónoma sigue confinada.

El Ejecutivo balear ha decretado el cierre de bares, restaurantes, grandes superficies y gimnasios durante dos semanas, y el toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 06.00 horas. Además, se han limitado las reuniones sociales a un mismo grupo de convivencia.

Canarias mantiene el confinamiento perimetral, aunque no es aplicable a los pasajeros que se sometan a un control sanitario. Además, existe confinamiento perimetral en Tenerife ante el aumento de casos. El toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 6.00 horas en Tenerife, entre las 23.00 y las 6.00 horas en Gran Canaria, La Gomera y Lanzarote, y entre las 0.00 y las 6.00 horas en el resto de las islas.

Desde este miércoles se aplica el cierre del interior de bares y restaurantes, centros comerciales, gimnasios y establecimientos y locales de juegos y apuestas en toda Castilla y León. Además, está vigente el cierre perimetral de toda la comunidad y el toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 6.00 horas.

Castilla-La Mancha también se mantiene confinada perimetralmente y existe una restricción a la movilidad en cinco municipios de Ciudad Real, donde el toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 7.00 horas, mientras que en el resto del territorio castellanomanchego está entre las 0.00 y las 6.00 horas.

Cantabria ha decidido cerrar sus centros comerciales durante los fines de semana y festivos y reducir el aforo en establecimientos y ámbitos culturales y laborales. En la actualidad, la región se encuentra confinada perimetralmente, el toque de queda está entre las 22.00 y las 6.00 horas y se pueden reunir un máximo de seis personas. También hay vigentes medidas en la hostelería.

La Generalitat de Cataluña ha pedido al Ejecutivo central que implante el teletrabajo obligatorio para reducir la movilidad. En la actualidad, existe en Cataluña un confinamiento perimetral y municipal y el toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 6.00 horas. En lo que respecta a las medidas al comercio, se permite la apertura de aquellos con una superficie de hasta 400 metros cuadrados a un 30% de su aforo, y los fines de semana solo podrán abrir aquellos establecimientos de productos esenciales, mientras que los centros comerciales permanecerán cerrados todos los días.

Extremadura ha decretado el cierre de los locales de hostelería, el comercio no esencial y los espectáculos y ocio en las localidades mayores de 5.000 habitantes que superen una incidencia de 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes a los 14 días. En la actualidad, la región no está confinada perimetralmente, el toque de queda se sitúa entre las 22.00 y las 6.00 horas y solo se pueden reunir un máximo de seis personas.

País Vasco mantiene el confinamiento perimetral de la región, el toque de queda lo coloca entre las 22.00 y las 6.00 horas, y limita a un máximo de seis personas los grupos sociales. Además, cerrará perimetralmente los municipios que se encuentran en zona roja y sus tres territorios históricos: Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.

Ante el aumento de casos, La Rioja ha aprobado el cierre del área metropolitana de Logroño desde las 00.00 horas de este sábado y prohíbe cualquier movimiento no esencial desde las 17.00 horas en toda la región. Además, la comunidad riojana mantiene el cierre perimetral hasta el 31 de enero, el toque de queda a las 22.00 horas y prohíbe reuniones de más de cuatro personas.

 

La Comunidad de Madrid finalizó su cierre perimetral hace una semana y no ha vuelto a decretarlo, si bien mantiene el toque de queda entre las 0.00 y las 6.00 horas y continúa en seis el número máximo de personas que pueden reunirse. Además, la movilidad se encuentra restringida en un total de 41 zonas básicas de salud y 14 localidades, medidas que afectan a 1,2 millones de madrileños.

Murcia ha decretado el confinamiento perimetral en 36 municipios, entre los que se encuentran Murcia, Cartagena y Lorca. Además, el cierre de la región continúa hasta el próximo día 20, el toque de queda ha sido adelantado a las 22 horas y se pueden reunir un total de seis personas.

Navarra ha adoptado este miércoles nuevas medidas que entrarán en vigor el viernes y que implican el cierre de la hostelería a las 21.00 horas y la prohibición de fumar en las terrazas. La comunidad foral, además, sigue cerrada perimetralmente, con el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas, y el máximo de personas que se pueden reunir es de 6.

La Comunidad Valenciana mantiene el cierre perimetral de la región y el toque de queda nocturno a las 22.00 horas. Además, 26 municipios también cuentan con cierre perimetral. Asimismo, la Generalitat ha publicado este martes una resolución por la que se amplía al 50% el trabajo no presencial de sus plantillas.

La hostelería, por su parte, debe cerrar a las 17.00 horas, en las mesas no podrá haber más de cuatro comensales y el número máximo de personas en las reuniones sociales seguirá siendo de seis.

Ceuta y Melilla también han prorrogado sus respectivos cierres perimetrales. Ambas mantienen el toque de queda de 22.00 a 06.00 horas y mientras Melilla mantiene el número máximo en las reuniones, Ceuta recorta a cuatro. Además, esta última cierra la actividad no esencial a las 19.00 horas. @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/tercera-ola-covid19-espana/20210113191338209323.html


© 2021 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.