Imprimir

Sara Teasdale: canciones de amor

Gema Albornoz | 31 de marzo de 2018

Sara Teasdale, poeta./ Guys Reading Poems.
Sara Teasdale, poeta./ Guys Reading Poems.

En marzo de 2017, Harpo Libros publicó "Canciones de amor", de Sara Teasdale, una edición bilingüe de este libro, en su día, ganador del Premio de la Sociedad de Poesía de América, cien años después de que la autora terminara de escribir el mismo libro.

A principios del siglo 20 la poeta, Sara Teasdale —Sara Trevor Teasdale— era bastante popular además,  contaba con cierto reconocimiento entre crítica y público. Su lírica reunía la simplicidad e intensidad clásica. Sus versos hacen pensar al lector en las letras de una canción.  El amor, la belleza y la muerte son tres de los temas que aborda, siempre desde su propia perspectiva como mujer.

 

134955-004-FB5616F2

Sara Teasdale./ Encyclopædia Britannica, Inc.

 

Muchos de sus anhelos y sueños son sujeto en su poesía, así como la figura virtual y omnipresente del amante.

Sara Teasdale fue una mujer con salud delicada y hasta los nueve años no comenzó su formación educativa en una escuela, aunque se graduó de ella a los dieciocho años. Provenía de una familia puritana y tenía un estricto código moral el cual se diluye en los poemas. En la introducción de este volumen aparece un resumen de su vida y obra en la que se menciona que  «El lirismo y la sencillez de su obra nos acercan a ella como personaje principal de su no vida, un diálogo donde la discreción no permanecía, a diferencia de su día a día».

 

sarateasdalemundiario

Sara Teasdale de niña./ The Potter’s Wheel. 

 

Cuando los poemas muestran el propio desarrollo de tu propia vida; tus experiencias como mujer desilusionada de la vida como para atentar contra ella y cometer suicidio en 1930, con toda seguridad tienen mucho que contar.

 

OCASO

La fría lluvia de la primavera

     cae débilmente sobre los tejados;

fuera, sobre un árbol solitario,

    un pájaro llama, llama.

 

Las alas de la noche caen

   suavemente sobre la tierra;

mi corazón, como el pájaro del árbol,

   llama, llama, llama.

 

Aunque muchos críticos no la considerasen una gran poeta —algunos incluso la llamaban cantante debido a ese estilo de escritura tan particular— recibió el Premio de Poesía de Columbia, en 1918, el que más tarde pasaría a llamarse como Premio Pulitzer de Poesía y el premio anual de la Sociedad de Poesía de América por Canciones de amor (Poetry Society of America). Muchos de ellos calificaban su poesía como poco sofisticada, pero llena de lenguaje musical y emociones sugerentes.

Teasdale tenía un don para hacer amigos. Entabló amistades duraderas con algunos de los escritores más interesantes de su generación. Publicó sus primeros poemas en una revista mensual manuscrita llamada "The Potter’s Wheel", donde recibía influencia de poetas y artistas prerrafaelitas como Christina Rossetti, Fiona MacLeod, Safo y la actriz Eleonora Duse.[1] Incluso comenzó a realizar una biografía de Christina Rossetti, su poeta favorita, pero quedó inconclusa.

 

sarateasdale

La joven Sara Teasdale./ Missouri History Museum Photograph and Print Collection. 

 

En 1911 publicó su antología más conocida: "Helena de Troya y otros poemas" (Helen of Troy and Other Poems). Por aquella época comenzó era cortejada por numerosos poetas, entre ellos Vachel Lindsay y Ernst Filsinger, el que sería su marido. Luego llegarían otras antologías muy premiadas, como "Ríos hacia el mar" (Rivers to the Sea, 1915), "Canciones de amor" (Love Songs, 1917).

 

ESTA NOCHE

 

La luna es una curva flor dorada,

     el cielo es tranquilo y azul;

la luna se creó para que el cielo la sostuviese,

     como yo para ti.

 

La luna es una flor sin tallo,

      el cielo es luminoso;

la eternidad se creó para ellos,

    como esta noche para nosotros.

 

Recientemente, Harpo Libros ha recuperado "Canciones de amor", al incluir en su Colección Ha este trabajo , bilingüe, con traducción de María Ramos.

 

  canciones-de-amor

Portada de la edición bilingüe de "Canciones de amor" en Harpo Libros. / RR SS

 

Una escritura en la que se reúne toda una filosofía de vida y de muerte, evolucionando a medida que aumentaba su obra. Sara Teasdale vivía en su propia conciencia. A menudo, las charlas con uno mismo son un parloteo sin importancia, en cambio, ese parloteo te acompaña allá donde vayas. 

 

VEN

 

Ven, cuando la pálida luna flote como un pétalo

       sobre el perlado anochecer de primavera;

ven con los brazos extendidos para abrazarme;

      ven con los labios dispuestos para besarme.

 

Ven, porque la vida es una frágil polilla que vuela,

        atrapada en la red de los años que pasan,

y pronto nuestra mutua cálida ansiedad

        será como las grises piedras en la hierba.


Los pensamientos de quien está enamorado siempre acaban girando en torno a esa persona que tiene toda nuestra atención. No he necesitado buscar en Google ninguna canción de amor, todos conocemos alguna canción de amor de Whitney Houston, Sidnead O´connor, Roxette, Celine Dion, Aerosmith, U2, Coldplay, Bruno Mars, Adele, por mencionar algunos internacionales. Este poemario representa a cualquier enamorado, puesto que sitúa al lector como protagonista en cada uno de sus poemas. Son poemas de los que puedes intercambiar para comenzar una relación o la seducción. 

El poemario que ha editado Harpo tiene, sin contar con otras dos divisiones más —tras el prólogo que incluye la vida y obra de Sara Teasale y la parte correspondiente a los poemas en inglés—, portadilla y colofón ilustrados con un papel pintado florido que me recuerda al papel de pared y nada más entrar, nos sumerge en un pequeño cuarto en la intimidad, entre esas cuatro paredes. @mundiario

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura/sara-teasdale-canciones-amor/20180330205314117895.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.