Imprimir

El pícaro Piqué, una nueva esperanza contra el imperio de Florentino

Fernando Montón | 03 de abril de 2017

Piqué sangrando en el campo con la Selección española. / Captura TV
Piqué sangrando en el campo con la Selección española. / Captura TV

Cuando el Madrid se embolsa ilícitamente 21 millones de euros tiene que intervenir Bruselas porque la fiscalía y los cómplices políticos de la estafa están en el palco con Florentino. 

Hace poco tiempo, en un país cercano, muy cercano, España le estaba dando un baño de fútbol monumental a Francia mientras los comentaristas del partido solo hablaban de un tal Mbappé. Y por increíble que parezca, en el césped del Estadio Saint-Denis, un tipo que estaba haciendo un partidazo parecía ser consciente de tan lamentable retransmisión. Por eso al final del partido tuvo la picardía de cambiarse la camiseta con Mbappé mientras los comentaristas, que llevaban 90 minutos babeando con el chiquillo francés, se quedaban completamente a cuadros, desencajados, como si acabaran de pillar a su mujer en la cama con otro. A estas alturas ya habrán adivinado que ese tipo tan pícaro, azote del madridismo para la eternidad, no es otro que Gerard Piqué.

¿No es cierta la desigualdad de trato en las investigaciones sobre los asuntos de Messi, Neymar y Cristiano?

De ningún modo podía imaginar que semejante jarro de agua fría para el madridismo, muy bien premeditado en mi humilde opinión por el pícaro Piqué, era solo un pre-calentamiento y se convertiría en una simple anécdota después de su paso por la zona mixta. Piqué tuvo la osadía de decir lo que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir ante las cámaras con naturalidad: que el Real Madrid recibe un trato "especial" por parte de instituciones, políticos, jueces y medios de comunicación. Gerard Piqué dijo más verdades en diez minutos que todo el periodismo deportivo español en la última década. ¿O acaso no es cierto que el trato hacia Messi y Neymar dista mucho del de Cristiano por parte de medios, fiscalía y jueces? Que nadie olvide que el juez Arturo Zamarriego amenazó al director del diario El Mundo con una pena de hasta cinco años de cárcel​ si seguía difundiendo información sobre el "caso Cristiano". Un hecho insólito, casi sin precedentes, algo que tampoco ha ocurrido ni en Francia, ni en Bélgica, ni en Alemania, ni en Italia donde no ha habido ninguna prohibición a los medios sobre este asunto. Y algo que sí ha ocurrido aquí en España y que supone un hachazo mortal a la libertad de prensa y una flagrante violación del derecho a la información que tenemos todos los ciudadanos. Un derecho fundamental tipificado en el artículo 20 de nuestra Constitución. 

Que nadie se engañe, la diferencia entre el Barça y el Madrid es que cuando el Barça la hace la paga. Mientras que cuando el Madrid se embolsa ilícitamente 21 millones de euros del dinero de todos los madrileños tiene que intervenir Bruselas porque la fiscalía y los cómplices políticos de la estafa están en el palco con Florentino Pérez ¡Para mear y no echar ni gota oiga!. Y Piqué, aunque muchos pseudoperiodistas hayan sido tan cafres y lameculos de opinar lo contrario, tiene todo el derecho del mundo a decir estas cosas como cualquier ciudadano normal y corriente. Aunque lo peor de todo es que se cuestione continuamente el compromiso de Piqué con la Selección cada vez que habla sobre el Madrid

Piqué podrá pensar lo que le dé la gana como cualquier persona, pero su trayectoria y su compromiso con la Selección española son intachables. Lamentablemente no puedo decir lo mismo del patriota de pacotilla de Sergio Ramos, un tipo que abandonó una concentración de la Selección aquejado de lumbago para irse de tapas a una taberna con su mujer al día siguiente y, encima, tener la desfachatez de subir la foto de su peculiar tratamiento contra el lumbago a Instagram. Como diría Mourinho ¡patriotismo del bueno eh!

Piqué también tuvo la valentía y la honradez de reconocer que el Madrid y el Barça son los dos equipos más beneficiados en el tema arbitral. Pero ojo, que nadie se engañe aquí tampoco, el único equipo que ha ganado dos finales de Champions con dos goles ilegales en fuera de juego es el Real Madrid (léase Amsterdam- Mijatovic y Milán-Sergio Ramos). Porque Piqué también dijo abiertamente que el Madrid ganó la Champions en Milán al Atleti con un gol en fuera de juego de Ramos. Ni los medios ni Enrique Cerezo han dicho ni pío, nada de nada ¡y manda huevos el tema eh! Ha tenido que ser el pícaro Piqué...una nueva esperanza contra el imperio de Florentino.   @Fernando_Monton

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/picaro-pique-nueva-esperanza-imperio-florentino/20170403084715084514.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.