Imprimir

George Floyd alertó hasta en 20 ocasiones que no podía respirar

Valeria M. Rivera Rosas | 09 de julio de 2020

Thomas Lane cuando detenía a George Floyd. / RR SS.
Thomas Lane cuando detenía a George Floyd. / RR SS.
Un nuevo vídeo de una de las cámaras que portaban los agentes demuestra que el suceso fue mucho más dramático de lo que se había mostrado hasta ahora. Este caso ha sido el detonante de las protestas masivas en EE UU y otras partes del mundo.

George Floyd tuvo tiempo de alertar, hasta 20 veces, a los cuatro agentes que lo detenían que no podía respirar. Así lo demuestra un nuevo vídeo proveniente de una de las cámaras de los policías que terminaron causando la muerte de este afroamericano y que ha terminado por encender protestas masivas contra el racismo tanto en EE UU como en otras partes del mundo.

La cámara corporal pertenecía al agente Thomas Lane, uno de los cuatro policías imputados por la muerte de Floyd y cuya defensa se basa en apuntar al agente Derek Chauvin, como el principal culpable, algo que nadie cuestiona, pero queda claro que los otros tres agente estaban en la escena y no hicieron nada para detener a su compañero.


Quizá también te interese:

Dos autopsias determinan que el caso de George Floyd fue un homicidio


El caso de George Floyd se hizo conocido gracias a los vídeos grabados por los transeúntes, pero las imágenes captadas por las cámaras de los policías ese 25 de mayo en Mineápolis son mucho más intensas. “Me van a matar, me van a matar”, decía Floyd mientras lo tenía inmovilizado boca abajo en el suelo y con la rodilla de Chauvin en el cuello. “Deja de hablar, deja de gritar, se necesita mucho oxígeno para hablar”, respondió este último según la transcripción del vídeo.

El policía mantuvo la rodilla sobre el cuello de Floyd durante ocho minutos, el mismo tiempo en que este llegó a decir 20 veces que no podía respirar. Por su parte, los otros agentes implicados en el caso decían palabras tranquilizantes, pero no intervinieron en ningún momento: “relájate” (Tou Thao), “respira hondo” (Lane) o “estás bien, estás hablando bien” (Alexander Kueng).

Lane, un novato, preguntó a Chauvin si acaso no debían voltear a Floyd porque parecía que no podía respirar, a lo que este dijo que "no". Mientras que Chauvin es acusado por asesinato en segundo grado y homicidio en tercer grado; Lane, Thao y Kueng enfrentan cargos por ayudar e instigar al asesinato en segundo grado. @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/george-floyd-alerto-20-ocasiones-podia-respirar/20200709200657190273.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.