Imprimir

El FC Barcelona se desató en el segundo tiempo y goleó en Kiev

Carlos Eduardo Castellanos | 25 de noviembre de 2020

Los jugadores del Barça celebran el triunfo en Kiev. / 90Min
Los jugadores del Barça celebran el triunfo en Kiev. / 90Min

Los de Koeman se clasificaron a la siguiente ronda de la Liga de Campeones, tras imponerse por goleada ante un inofensivo Dinamo de Kiev. En un noche de doblete para Braithwaite y un Serginho Dest sobresaliente.

El FC Barcelona ganó con autoridad y jerarquía en su visita al Dinamo de Kiev, el conjunto catalán se impuso 4-0, todos los tantos conseguidos en la segunda parte, cuando ya el equipo de casa no pudo contener más a la tropa culé. El conjunto blaugrana que jugó sin Messi ni Frenkie de Jong, brilló en otra noche mágica en Liga de Campeones y mantiene su pleno de victorias en la fase de grupos y ya lograron el pase a octavos de final.

Quizás se leerá odioso comparar al Barça de LaLiga, con el Barça de la Champions, pero es que son dos versiones distintas de un mismo equipo, así quedó en evidencia este martes, porque si bien el rival tampoco es que exigió mucho al conjunto de Koeman, su forma de jugar y de encarar el encuentro, fue muy distinta a lo que se ha visto en el torneo español. Por otra parte, hay que señalar que tampoco estaba Messi y otros elementos dentro del cuadro catalán asumieron los galones y eso hay que elogiarlo, así como también repetirlo.

Si bien en el primer tiempo estuvo el fantasma de ese Barcelona de LaLiga, carente de ideas, un poco flojo en ataque, con pocas llegadas e imprecisiones, tanto que llegó el descanso y el marcador reflejaba un 0-0, poco apareció Pedri, algún destello de Trincao y unas pinceladas de Coutinho, Braithwite tocó el balón poco o nada.

Pero el conjunto blaugrana tenía reservado los goles para la segunda parte, a los 52 minutos apareció Serginho Dest, sí, un lateral con poder ofensivo, le arrebató literalmente el esférico a su compañero Braithwaite, quien recibió un balón en el área tras un pase de Trincao, pero Dest llegó como una ráfaga y disparó directo al arco para el 1-0. Cambió el rostro en el banquillo culé.

Con esa misma emoción del primer tanto, cinco minutos después apareció Braithwaite, tras un corner la peinó Mingueza y el danés estaba sin ninguna marca y al segundo palo remató para el 2-0. A los 68 minutos, el 9 del Barça marcaría el tercero de su equipo y el segundo para su cuenta personal en la presente temporada y en Liga de Campeones, esta vez el tanto llegó desde los once metros tras una falta sobre el propio delantero culé. Llegó el 3-0 pero los de Koeman querían más.

La guinda del pastel la colocó Antoine Griezmann, el francés sigue siendo un fijo para Koeman, pero al jugador se le pide más entrega y más aporte desde lo ofensivo, es decir, se le exigen goles y en esta jornada europea cumplió, a los 92 minutos llegó el tanto del principito, tras recibir un pase de Jordi Alba y con un potente disparo la incrustó en la red para sellar la goleada 4-0.

Prácticamente el FC Barcelona cumplió con los deberes en la fase de grupos de la Liga de Campeones y con el triunfo de la Juventus frente al  Ferencváros, catalanes e italianos tendrán que definir quien pasa como primero de grupo en el duelo en Camp Nou. A los de Koeman solo le basta con el empate en casa, mientras que los de Pirlo tienen que llevarse la victoria si o si. @mundiario

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/fc-barcelona-desato-segundo-tiempo-goleo-kiev/20201125004912204574.html


© 2021 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.