Imprimir

El delantero del Celta Iago Aspas se convierte en un fijo en la selección española

MUNDIARIO | 18 de mayo de 2019

Iago Aspas. / Mundiario
Iago Aspas. / Mundiario

Esta primavera Iago Aspas se vinculó con el Celta de Vigo hasta que cumpla 36 años. El delantero internacional renueva su contrato hasta 2023, el año del centenario del club gallego. Si bien jugó en el Liverpool y en el Sevilla, fue en el Celta donde se hizo una estrella.

El internacional español Iago Aspas Juncal (Moaña - Pontevedra, 1987) –hermano del también futbolista Jonathan Aspas– juega desde 2015 en la delantera del Celta de Vigo, en la que es su segunda etapa en el club celeste. Esta primavera Aspas se vinculó con el Celta hasta que cumpla 36 años. El delantero internacional renueva su contrato hasta 2023, el año del centenario del club gallego. Iago Aspas, un fijo en la selección española, también acaba de volver a la lista de Luis Enrique tras su última lesión.  Si bien jugó en el Liverpool y en el Sevilla, fue en el Celta donde se hizo una estrella.

Aspas inició sus pasos como futbolista en las categorías inferiores del Moaña, con ocho años y con nueve ingresó en las categorías inferiores del Real Club Celta de Vigo donde coincidió con Jonathan Pereira, Mateo Míguez y Adrián Cruz. Según reseña también la Wikipedia, antes de llegar al filial del Celta, a los 19 años, pasó por el Rápido de Bouzas. El 23 de noviembre de 2006 fue convocado por Fernando Vázquez para el partido de Uefa Europa League, jugado en Inglaterra, contra el Newcastle, al igual que sus compañeros del filial Dani Martino y Jonathan Vila.

En la temporada 2008-09 el entrenador celeste Pepe Murcia lo convoca para realizar la pretemporada, pero a pesar de sus buenas actuaciones, no llega a tener continuidad en el primer equipo. Su debut se produjo el 8 de junio de 2008 en el Estadio Helmántico de Salamanca, en donde el Celta cayó por 3 goles a 1 (fue titular y jugó 60 minutos).

Pero sin duda entre la hinchada del Celta siempre será recordado por su primer partido en el Estadio de Balaídos que tuvo lugar el 6 de junio de 2009. A falta de tres jornadas para terminar la temporada, el Real Club Celta de Vigo se enfrentaba al Alavés, "un rival directo en la lucha por la permanencia". La importancia de dicho partido se reflejaba en que una victoria del Alavés condenaba al Celta a los puestos de descenso a falta de tres jornadas, peligrando así su existencia como entidad. El partido transcurrió con claro dominio del Alavés, equipo al que le sucedían las ocasiones más claras de gol. El entonces entrenador Eusebio Sacristán decidió buscar más movilidad en el equipo, y en el minuto 60 hizo debutar como revulsivo al canterano Iago Aspas. Sus ganas se hicieron patentes nada más entrar, ya que tuvo dos ocasiones muy claras que evitó el meta Bernardo. Su insistencia tuvo premio en el minuto 80, en el que Iago remató con la cabeza un centro de su compañero Dani Abalo, poniendo por delante a los celestes a falta de diez minutos. Sin embargo, un fallo defensivo de la defensa del Celta permitió al delantero Juanjo marcar el gol del empate a tan sólo dos minutos del final, gol que prolongaría la agonía de la entidad celeste durante las próximas jornadas. Pero una vez más, ya en el tiempo de descuento, el futbolista moañés volvió a marcar, aprovechando un rechace del portero rival, lo que le convirtió en el salvador de la categoría, así asegurándose una plaza en el primer equipo para la próxima temporada.​

La campaña 2009-10 fue su estreno y presentación para la afición céltica y la Segunda División española. Recibió el número 11 y fue una temporada en la que mostró su habilidad en el regate, capacidad de esfuerzo y ambición por ganar, hizo un total de 6 goles a pesar de no contar con continuidad en el once titular y con la gran competencia constante de Roberto Trashorras.

La campaña 2010-11 sería la más completa hasta ese momento del mago de Moaña, aunque con menos participación, dejó 3 goles de una espectacular calidad y se convirtió en el gran revolucionario de la recta final del campeonato, en la que sustituyó a David Rodríguez como delantero centro (por delante de Papadopoulos) en varias ocasiones y se ganó a pulso la confianza de Paco Herrera. Fue una buena campaña del moañés en la que se le cogería un especial cariño en Los Cármenes, Granada, por la fortuita acción con Roberto en la ida de los play-off de ascenso a Primera División, desatando así una nueva rivalidad entre clubes.

En la temporada 2011-12 se convierte en máximo goleador español y del Celta con 23 tantos y siendo clave para el ascenso del equipo a Primera. El 1 de septiembre logró su primer gol en la Liga BBVA ante Osasuna, contribuyendo a la victoria del Celta por 2-0, el 13 de noviembre de 2012 fue galardonado como el mejor delantero de la Liga Adelante de la temporada 2011-12 y el 26 de enero de 2013 recibió el premio Manuel de Castro que lo acredita como mejor jugador del Celta del año 2012.

El 15 de marzo de 2013 fue expulsado en un derbi clave ante el Deportivo de la Coruña por propinar un cabezazo a Marchena y contrubuir así en la derrota del Celta, siendo sancionado con 4 partidos de suspensión, lo cual hizo que el Celta sufriera hasta la última jornada para lograr la permanencia en la Liga BBVA, si bien su reaparición en los últimos partidos fue clave para el funcionamiento del equipo. Este incidente le cerró además las puertas de la Selección Española, según reconoció el seleccionador Vicente del Bosque, que se planteaba llamarlo de cara a la clasificación para el mundial de Brasil 2014.

El 1 de junio de 2013 el Celta certifica la permanencia en Primera ganando el partido contra el Espanyol por 1-0 con una asistencia suya tras una jugada individual. Este resultado y la victoria de la Real Sociedad en A Coruña hicieron que el Celta se salvase del descenso a la Segunda División de España. Esa temporada marcó 12 goles (Osasuna, Granada (2), Sevilla, Rayo Vallecano (2), Real Zaragoza, Real Valladolid (3), Real Madrid y Athletic Club) y dio 7 asistencias.

El 11 de junio de 2013 pasó el reconocimiento médico con el Liverpool  inglés. El 13 de junio de 2013 se hizo oficial el acuerdo entre el Celta de Vigo y el Liverpool a cambio de 9 millones de euros. El 17 de julio de 2013 marcó su primer gol con la camiseta del Liverpool desde fuera del área en un partido amistoso. El 14 de julio de 2014 es anunciado que jugará cedido en el Sevilla con opción de compra de 6 millones de euros al final de la temporada. En la tarde del 14 de julio de 2014 se reúne con sus agentes y José Castro Carmona, presidente del Sevilla en el Ramón Sánchez-Pizjuán y se acuerda su incorporación al club hispalense. El 2 de octubre de 2014 anota su primer gol con la camiseta sevillista en la UEFA Europa League ante el Rijeka. El partido acabó con empate 2-2 tras la expulsión del defensa del Sevilla Timothée Kolodziejczak. El 29 de octubre de 2014 anota su primer hat-trick como profesional ante el Sabadell en Copa del Rey en la victoria por 1-6 del equipo hispalense. El día 27 de mayo se proclama campeón de Europa League en la final ganada por el Sevilla 2-3 al Dnipo Dnipropetrovsk.

Vuelta a Balaídos

El 12 de junio de 2015, el Celta hacía oficial el regreso del delantero moañés al equipo. Tras dos años de rumores sobre su vuelta, el equipo celeste se hacía de nuevo con sus servicios después de desembolsar aproximadamente cuatro millones de euros, siendo presentado el 19 de junio en el Estadio de Balaídos ante una gran multitud. Durante la pretemporada del equipo en Alemania y Austria en el mes de julio, recibió la noticia del fallecimiento del motociclista moañés Dani Rivas al cual dedicó todos sus goles durante los partidos de preparación.

La temporada 2015-16 fue un éxito, tanto en lo individual como en lo colectivo, ya que su equipo, el Real Club Celta de Vigo consiguió la 6º posición que lo clasificó para jugar UEFA Europa League la siguiente temporada. Iago firmó una gran temporada, participando además en el partido que la Selección Gallega jugó en el estadio de Riazor contra la Selección de Venezuela el 20 de mayo de 2016, y que terminó con empate a 1 en el marcador. El propio Iago Aspas marcó el gol de la Irmandiña. La temporada siguiente, 2016-2017 fue si cabe mejor, con el club participando en la Europa League, en la que alcanzaría las semifinales cayendo derrotado ante el Manchester United de Mourinho con partido épico en Old Trafford, a un paso de alcanzar la gloria en el último minuto del partido, tras haber marcado previamente Roncaglia. Asimismo, alcanzó las semifinales de Copa del Rey, cayendo a manos del Alavés. En el apartado goleador, Iago Aspas se hizo con el trofeo Zarra, siendo el máximo artillero español de La Liga con 19 tantos

En la temporada 2017-18 superó sus números goleadores en la liga, marcando 22 tantos en liga más uno en copa, siendo trofeo Zarra otra vez. En la temporada 2018-19 comenzaría muy bien de cara a portería marcando 11 goles en los primeros partidos de liga,pero antes de acabar la primera vuelta se lesionaría y estaría 3 meses fuera de los terrenos de juego, el Celta caería en descenso con la ausencia de su estrella, encajando una serie de malos resultados, pero en su vuelta jugaría un partido crucial contra el Villareal CF, rival directo, en el que el Celta con 2 goles de Iago y uno de Maxi Gómez remontaría un 0-2 y recortaría puntos para la permanencia, la semana siguiente marcaría otro gol y firmaría dos asistencias para el empate a 3 contra el Huesca.

Pero lo mejor estría por llegar, la jornada siguiente firmaría un doblete que sacaría al Celta del descenso, ganando 3-1 a la Real Sociedad, siendo otra vez MVP de la jornada. Desde que se recuperó de la lesión de 3 meses marcó 5 goles y 2 asistencias, retomando el liderato en la tabla maximos goleadores españoles con 15 goles en 21 partidos.

En la Selección

El 10 de noviembre de 2017, debido a una lesión de Diego Costa, Aspas fue convocado por Julen Lopetegui para el partido amistoso contra Inglaterra y el encuentro oficial valedero para el Mundial de Rusia 2018 contra Macedonia.​ Debutó el 15 de noviembre de 2016 en el Estadio de Wembley en el partido amistoso entre Inglaterra y España, con resultado final de 2 a 2. Jugó 45 minutos de la segunda parte y anotó el primer gol de España en el minuto 44.​ Se convirtió en el 774º debutante con España y vigésimo futbolista del Celta de Vigo en jugar con la selección española.

El 24 de marzo de 2017 hizo su debut en un partido oficial contra Israel por la clasificación a la Copa del Mundo, saliendo desde el banquillo en sustitución de Vitolo. El 5 de septiembre le marcó dos goles a Liechtenstein y además asistió a Álvaro Morata en el sexto gol de la victoria por 8-0.

El 27 de marzo de 2018, un año después de debutar en partido oficial con la selección española, participó en una abultada victoria por 6-1 en un amistoso previo al Mundial de Rusia 2018 contra Argentina en el Estadio Wanda Metropolitano, firmando un notable partido en el que, con un gol y tres asistencias, se convirtió en el jugador internacional español más rápido en alcanzar los cuatro goles, lo hizo en 289 minutos.​ Finalmente, acabó siendo seleccionado por Julen Lopetegui para disputar la copa del Mundo, en la que le convirtió un gol a Marruecos en la fase de grupos. @mundiario

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/delantero-celta-iago-aspas-convierte-fijo-seleccion-espanola/20190518173953153804.html


© 2019 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.