Imprimir

El Camino de Santiago pueblo a pueblo desde O Cebreiro (36)

Juan Ramón Baliñas Bueno | 22 de diciembre de 2019

Pedrón, en iglesia de Padrón. / Mundiario
Pedrón, en iglesia de Padrón. / Mundiario

Una vez en Santiago los peregrinos aprovechan para cumplir con algunos de los ritos de la peregrinación y  disfrutar de un paseo por las hermosas plazas y rúas de Compostela.

Los peregrinos a Compostela rematan la visita recorriendo las capillas del deambulatorio, la Puerta Santa, solo abierta en Año Santo, la capilla de las Reliquias o panteón de los Reyes de Galicia, luego le dan un “croque”, chichón, a la estatua del maestro Mateo, constructor del Pórtico de la Gloria, para que les transfiera parte de su inteligencia. Salen por la puerta de la fachada del Obradoiro, desde la barandilla de piedra es un buen sitio de observación para admirar la grandiosidad de la plaza, la altísima fachada barroca del Obradoiro, un retablo de Fernando de Casas y Novoa del año 1738.

Al lado el Palacio de Gelmirez, románico del año 1120; enfrente el Palacio de Raxoi, neoclásico; a la izquierda el Colegio San Jerónimo, románica, sede de la Universidad Compostelana; a la derecha la fachada plateresca del hostal de los Reyes Católicos, del año 1501, antiguo hospital de peregrinos, donde todavía hoy, presentando la compostela, obsequian a los diez primeros peregrinos con desayuno, comida y cena.

Desde el centro de la plaza se contempla la Catedral, obra cumbre del románico, año 1075, y el esplendor de la facha barroca. Al paso, una anécdota. El fotógrafo Lalo les fotografía delante de la fachada del Obradoiro con mochila y bordón, Lalo tiene su estudio en la rúa Nova, en la “casa das Pomas” obra del gran arquitecto Domingo de Andrade, el mismo que remató la torre del reloj.

La visita a Padrón

La peregrinación no quedaría completa si no visitamos los lugares relacionados con la venida, predicación, y llegada del cuerpo a enterrar del Apóstol. El Apóstol Santiago llegó hasta Iria Flavia, hoy Padrón,  importante puerto de la época, para predicar el Evangelio, luego sus discípulos trajeron su cuerpo para ser enterrado.

Desde la Edad Media, muchos peregrinos terminan la peregrinación en estos lugares. Aimeric Picaud en su célebre libro, (verdadera guía del peregrino medieval), Códice Calixtinus, cita a Padrón, los peregrinos llegaban hasta allí para ver los lugares relacionados con el Apóstol.

Padrón está muy cerca de Santiago, solo a veintidós kilómetros, los peregrinos acuden en autobús o ferrocarril a esta la villa. Visitamos los vestigios ligados al apóstol, la visita comienza por su monumento más representativo, el “Pedrón”, es una columna de piedra, posible fuste de una estatua dedicada a Augusto, lugar de amarre de la barca cuando llegó a Iria  con los restos del discípulo de Cristo, situada debajo del altar mayor de la iglesia parroquial, monumento muy querido y abrazado por los peregrinos medievales. @mundiario

(Continuará)

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/camino-de-santiago/camino-santiago-pueblo-pueblo-cebreiro-36/20191222103546171874.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.