Imprimir

Las Bolsas europeas pierden días de ganancias tras las pésimas proyecciones del BCE

Ricardo Serrano | 01 de mayo de 2020

Dos inversores viendo cómo el índice accionario español Ibex se desploma en otra sesión de incertidumbre económica mundial / elcorreo.es
Dos inversores viendo cómo el índice accionario español Ibex se desploma en otra sesión de incertidumbre económica mundial / elcorreo.es
odos han caído más de un 2%, y Londres se ha desplomado un 3,5%, tras conocerse las abultadas cifras de muertos que permanecían ocultas en el Reino Unido.

Europa amaneció este jueves con la noticia confirmada y oficializada de que su economía se hundirá entre un 5% y un 12% al final del año, así como que desde el inicio de la pandemia de coronavirus ya ha perdido el 3,8% de su PIB. Como casi todo cualquier facto externo tiene incidencia en el mercado, este no ha sido la excepción y hoy ha llevado al piso las expectativas y ganancias que habían cosechado las bolsas de valores europeas. Miles de millones de euros en cotizaciones de empresas por la esperanza que generó el fondo europeo de reconstrucción han sido echadas por la borda tras la proyección negativa y de recesión de la eurozona que hoy ha esbozado el Banco Central Europeo (BCE).

El índice accionario español Ibex 35 luchaba por captar un buen flujo de capitales en una semana histórica y se ha quedado con su mejor mes del año. Abril culmina con una subida del 2,02%, tras los números rojos de enero, febrero y marzo— en plena crisis del coronavirus. Sin embargo, esto no permite cantar victoria, pues el cuarto mes del año ha sido cerrado con pérdidas que podrían hundir las previsiones de crecimiento en la mitad del segundo trimestre para muchas empresas españolas ante el colapso del consumo.

La ola de resultados empresariales negativos y datos económicos catastróficos ha acabado por arrastrar a las Bolsas continentales, que estuvieron toda la jornada con vaivenes y leves números verdes que no dejaban mucho optimismo a la imaginación de los inversores. Hoy se esperaba que el BCE lanzara otro salvavidas, pero en lugar de eso, este jueves ha dado un zarpazo a los mercado al vaticinar que la economía de la eurozona perderá el 12% de su valor, lo que se traduce en una monumental caída de 2 billones de dólares (el PIB europeo se estima en uno 18 billones de dólares).

Pero Christine Lagarde —su presidenta— lanzó un balde de agua demasiado fría con las previsiones para 2020: la economía de la zona euro se contraerá entre un 5% y un 12% en el año. Y las Bolsas se han dejado más de un 2% en la sesión. La recesión ya ha llegado a los mercados, que se quedan sin liquidez a la espera de que las captaciones de las empresas les den un mayor margen de maniobra a los inversores para que trasladen esos capitales a las Bolsas y así logren recuperar ganancias a principios de mayo.

Pese al estrellón, el Ibex ha aguantado mejor que otros índices, al caer un 1,89% y cerrar en 6.922,3 puntos. Una vez más, los 7.000 puntos han durado demasiado poco, incluso con el crecimiento semanal del 4,64%.

Los principales parqués europeos, también en plena temporada de resultados, han corrido peor suerte que la Bolsa de Madrid. Todos han caído más de un 2%, y Londres se ha desplomado un 3,5%, tras conocerse las abultadas cifras de muertos que permanecían ocultas en el Reino Unido. El aislamiento social y la pérdida de vidas en la nación británica posponen su crecimiento económico a niveles que ni siquiera el gobierno de Boris Johnson ha podido calcular o estimar.

Salvo algunas excepciones, como la británica, la normalidad está cada vez más cerca, con planes de desconfinamiento generalizados y un nuevo mínimo de muertos en España. A medida que se aplana la curva de propagación del virus en el país ibérico, comienzan a repuntar la expectativas de crecimiento progresivo del consumo y, por ende, de la normalización paulatina de la actividad empresarial y comercial para recuperar el 2% del PIB que la economía española ha perdido desde el inicio de la pandemia.

Pero eso no ha sido suficiente para que las Bolsas pasasen por alto la complicadísima situación que afronta la economía global. En este momento, el dinero comienza a escasear en el mundo a medida que los gobiernos adoptan medidas proteccionistas para evitar la entrada de inmigrantes y la reactivación industrial en detrimento de las alianzas comerciales y financieras entre muchos países que abastecen sus economías, generan empleos y crean centros clave de consumo. Los flujos de capitales se desaceleran y la globalización pierde fuelle.

Estados Unidos ha cortado en seco el mayor período de crecimiento desde que hay registros, el PIB de la zona euro ha caído un 3,8% en el primer trimestre, la economía española se ha desplomado como no lo había hecho en casi un siglo, la calificación de Italia se acerca ya al bono basura y la deflación asoma. En la víspera del Primero de Mayo, ese es el panorama. Paradójicamente, este Día Internacional del Trabajador, el planeta atraviesa una crisis laboral tras la cual la pandemia se cobrará unos 40 millones de empleos. Los masivos focos de crisis socioeconómicas comienzan a explotar como burbujas en varias partes del mundo. @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/bolsas-europeas-pierden-dias-ganancias-pesimas-proyecciones-bce/20200501003216183375.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.