Imprimir

El BCE flexibiliza las condiciones para garantizar la inyección de liquidez en la eurozona

Ricardo Serrano | 08 de abril de 2020

La presidenta del BCE, Christine Lagarde (izq.) junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y otros dos altos funcionarios de la UE / diariolasamericas.com
La presidenta del BCE, Christine Lagarde (izq.) junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y otros dos altos funcionarios de la UE / diariolasamericas.com
El organismo con sede en Fráncfort (Alemania) anunció una medida “sin precedentes para mitigar el endurecimiento de las condiciones financieras en la zona euro”.

Europa no solamente busca euros, sino también que esos euros sean altamente líquidos, es decir, fáciles de convertir en efectivo para tener fondos de disponibilidad inmediata en casos de financiamiento de emergencia a empresas, redes públicas de salud y franjas poblacionales extremadamente vulnerables a los embates sociales y económicos de esta pandemia histórica. 

Ya no bastan solo las transferencias de capital y presupuesto emanadas de Bruselas y Frankfurt, los dos ejes en los que se sostiene la compleja estructura política y financiera de la Unión Europea. Y es que después de activar un programa de compra de bonos de 750.000 millones de euros, el Banco Central Europeo (BCE) dio ayer un nuevo paso para evitar que la economía europea sucumba a la crisis del coronavirus. Su presidenta, la economista francesa Christine Lagarde, ha dado luz verde a un desbloqueo de todo el entramado burocrático financiero en el sistema bancario europeo para saturar de liquidez la economía de la eurozona. 

El organismo con sede en Fráncfort (Alemania) anunció una medida “sin precedentes para mitigar el endurecimiento de las condiciones financieras en la zona euro”. El BCE va a aceptar de forma temporal más activos como garantía en sus operaciones de refinanciación para evitar que suban los tipos de interés y garantizar que los bancos prestan a las empresas y hogares.

Esto significa que la máxima autoridad monetaria europea aceptará que los bancos de la eurozona les paguen sus deudas con activos a fin de venderlos en el mercado regional o internacional y captar fondos de reserva que podrían respaldar las primas de riesgo, lo cual las haría bajar y se podrían generar más inversiones, esto sería beneficioso para contener las tasas de interés, es decir, el precio de los préstamos y evitar una apreciación de la inflación del euro poniendo en peligro las finanzas de muchas empresas y familias. 

La idea es ampliar hasta niveles inéditos el colateral que acepta como garantía para que los bancos acudan a las subastas de liquidez que organiza el Banco Central Europeo. Por lo tanto, a medida que el BCE realice nuevas subastas de capital, mayor será el flujo de activos que podría entrar a las arcas europeas para respaldar todos los créditos y endeudamientos que canalicen los agentes económicos comunitarios. 

Se trata de una jugada muy bien pensada con la que se busca generar liquidez en una operación macro de swap en activos por altos flujos de efectivo aportados por las entidades. Así, los bancos centrales nacionales de cada país del euro podrán aceptar como garantía créditos con una calidad más baja, préstamos a otros tipos de deudores que normalmente el organismo no aceptaba y préstamos en divisa extranjera. 

Entonces, cada miembro de la zona euro podrá asumir riesgos sin perder capacidad de respaldo y fianza. Además, podrían trasladar una buena parte de sus activos al patrón dólar como mecanismo de refugio ante una eventual fragmentación del euro en caso de que la UE no logre aprobar un paquete de medidas que contengan el avance de la recesión. @mundiario 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/bce-flexibiliza-condiciones-asegurarse-banca-inyecta-liquidez-economia/20200408222253181021.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.