Imprimir

El Barça "B" cae ante un Celta que acaricia la permanencia

Andrés Piedrafita | 05 de mayo de 2019

Celta 2-0 Barcelona. / @fcbarcelona_es
Celta 2-0 Barcelona. / @fcbarcelona_es

Con goles de Maxi Gómez y otro de Iago Aspas, el cuadro gallego se impuso ante un conjunto blaugrana alternativo. Los de Valverde, que fueron de más a menos, viajaron a Balaídos dispuestos a perder puntos y los locales no desaprovecharon la ocasión para sellar media permanencia. 

El Barça ha caído en Balaídos pensando en el Liverpool. El conjunto blaugrana cayó 2-0 en su visita al Celta, con un gol de Maxi Gómez y otro de Iago Aspas desde los doce pasos. El cuadro que dirige Fran Escribá se sobrepuso a un Barcelona totalmente alternativo, con cambios en todas sus líneas, incluida la portería. Una victoria importante con la que los locales sellaron media permanencia.

Los de Valverde viajaron a Vigo dispuesto a perder puntos, pensando en el partido de vuelto de la Champions League ante el cuadro inglés el próximo martes. Así, el técnico extremeño apostó por los canteranos y los menos habituales. Hoy fue el día de los Riqui Puig, Carles Aleñá, Wagué, Todibó, Malcom, Umtiti, incluso de Boateng y Murillo, que hasta hoy no habían visto acción. El Celta, por su parte, consciente de que se jugaba gran parte de la permanencia, salió ante su gente con el once de gala.

En líneas generales, fue un partido espeso. El Celta no salió con intensidad necesaria para inquietar a un Barça que, al menos en la primera mitad, se notó muy cómodo en el terreno de juego y fue el claro dominador del centro del campo, donde Puig y Arthur hicieron lo que quisieron. No obstante, a los blaugranas les faltó pólvora en ataque, especialmente tras la salida de Dembélé, que a los 5 minutos fue reemplazado por Collado, quien debutó en primera con el equipo catalán.

En concreto, el atacante de 21 años sufrió un tirón muscular en la parte posterior de su muslo derecho, justo después de intentar -sin éxito- un sprint. La lesión del extremo francés -cuya presencia en Anfield ahora peligra- fue, sin duda, la noticia del primer tiempo. Y es que no abundaron las ocasione de gol en Balaídos.

En el complemento, el Barcelona se vino abajo y el Celta, arriba. Los pupilos de Escribá salieron más enchufados al partido, mientras que los culés, pese a que dominaron los primeros minutos de la segunda mitad, no crearon peligro en el arco de los locales. Y el equipo gallego tardó casi una hora en abrir el marcador. Al minuto 67, Maxi Gómez adelantó a los suyos tras conectar un gran centro desde derecha de Boudebouz.

20 minutos después, al 87, el colegiado del compromiso, con ayuda del VAR, señaló una pena máxima a favor de los locales luego de una mano clara de Wagué en un pase de Brais Méndez. Aspas no perdonó y duplicó la ventaja en el marcador, para terminar de hundir a un Barcelona que ya parecía entregado.

Buenas sensaciones

El Barça "B" cayó ante un Celta que acaricia la permanencia, pero dejó buenas sensaciones. Una vez más, Riqui Puig dejó detalles de calidad que no pasaron desapercibidos para el aficionado culé. Lo propio Aleñá, que volvió a demostrar que está para más, pese a que en el segundo tiempo fue víctima de un Barça desconectado en todas sus líneas. Todibó (hasta su lesión al 65') y Wagué fueron otros de los nombres destacados. Por el contrario, Malcom y Boateng dejaron mucho que desear, sobre todo este último, que sigue siendo un auténtico despropósito. @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/barca-b-cae-celta-acaricia-permanencia/20190505003534152932.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.