Imprimir

El Banco Mundial declara que la crisis económica global por el coronavirus es la cuarta peor de los últimos 150 años

Ricardo Serrano | 09 de julio de 2020

La de 2020 es la crisis económica más devastadora del siglo XXI, su predecesora más destructiva fue la de 1929, en el siglo XX / RR SS.
La de 2020 es la crisis económica más devastadora del siglo XXI, su predecesora más destructiva fue la de 1929, en el siglo XX / RR SS.
La humanidad ha entrado en una espiral de involución y desglobalización que amenaza con cambiar su sistema de vida y los paradigmas del sistema capitalista para siempre.

Las crisis son parte del ciclo histórico y existencial de la humanidad en un inevitable proceso de cambios, alteración y reestructuración del estado de cosas en todos los ámbitos de su complejo sistema de vida. Durante toda la línea de tiempo que inicia desde la instauración de la civilización en la época colonial y la pre-moderna, los países se han enfrentado a períodos de turbulencia, económica, política y social que modificaron sus patrones de vida, de consumo y de comportamiento. 

Pero los procesos de retracción e involución global que más han afectado el desarrollo de la humanidad por su constante y volátil naturaleza del ‘ensayo-error’, son los de las recesiones económicas. Se trata de un hilo temporal en el que cada una de esas crisis ha sido una curva descendente dentro del intrincado camino de la línea de la historia. 


Quizás también te interese:

Sánchez se lava las manos e insinúa que los rebrotes son responsabilidad de cada autonomía


Y como el talón de Aquiles de la humanidad es la economía, pues se erige como su sistema de vida, subsistencia, interrelación, intercambio y obtención del poder de la tenencia material de bienes y necesidades básicas, entonces todas ellas se produjeron por el siempre imperfecto factor humano; su condición natural e inherente del error. 

En los últimos 150 años, el mundo ha sufrido 14 recesiones, de las cuales solamente una no fue directamente causada por un error o acción humana, y tiene lugar en este preciso momento. 

Según predice el Banco Mundial, se espera que la recesión global causada por la pandemia del nuevo coronavirus sea la cuarta peor de la historia.  

La Gran Reclusión de 2020

¿Qué sucedió exactamente como para que un virus se convirtiera en la catástrofe económica y social más grande del siglo XXI? La expansión de esa enfermedad generó un estado de conmoción y retracción social por instinto humano que hizo que los gobiernos, grupos de poder y poblaciones enteras impusieran confinamientos estrictos sobre la actividad humana cotidiana, que se compone de las actividades económicas y la interrelación social, lo cual redujo los intercambios de productos, bienes, servicios, inversiones, trabajo y movilización del elemento que cuantifica y materializa la voluntad, el esfuerzo, el conocimiento y la capacidad de producción de la humanidad -el dinero-, y al escasear el dinero, todo el tejido socioeconómico mundial se adentró en una espiral de pobreza, incertidumbre, aislamiento civil y austeridad hasta el punto de retrotraer a casi todos los países del mundo a un período de subsistencia y primitividad por la desaceleración de la globalización y por el agravamiento de los problemas económicos-sociales que ya afectaba a los países de América Latina, África y algunos de Asia. 

Para el organismo, la turbulencia económica resultante de la Covid-19 solo sería superada por las crisis que ocurrieron al comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914, en la Gran Depresión, en 1930-32, y después de la desmovilización de las tropas tras la Segunda Guerra Mundial, en 1945-46.

Lo que diferencia esta crisis de esas tres anteriores es que la del coronavirus no fue causada directamente por un conflicto armado, por la política o por la especulación financiera determinada bajo la cultura del lucro del sistema capitalista moderno, sino por el origen de un ciclo biológico muy violento y pernicioso que dio nacimiento a una nueva especie de la familia de los ya existentes coronavirus, esta vez como un microorganismo más agresivo denominado SARS-Cov2, mejor conocido como Covid-19 (Enfermedad por Coronavirus 2019, según sus siglas en inglés).

El Banco Mundial, con sede en Washington (Estados Unidos), es el segundo organismo financiero multilateral más poderoso del mundo, después del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recibe y controla los flujos de capitales más grandes de la economía mundial para redistribuirlos en forma de créditos y enormes préstamos a los países y gobiernos que se encuentran en crisis económicas muy severas o que se han quedado al borde de la quiebra financiera. 

Esa entidad monetaria anunció este pasado martes que espera que el PIB (producto interno bruto) global per cápita, es decir, el valor del dinero que produce cada trabajador y empresa para el conjunto de la economía de cada país del mundo en un año, se reduzca un 6,2% al final de 2020, más del doble que el registrado en la crisis financiera de 2008.

El valor total de la economía mundial, o lo que es lo mismo, todo el dinero que se produce y circula en el planeta anualmente, se estima en unos 80 billones de dólares (US$ 80.000.000.000.000). Así que, debido a la caída del 6,2% que sufrirá la humanidad en su sistema económico global por las mencionadas consecuencias del coronavirus, se perderán unos 4,9 billones de dólares (US$ 4.900.000.000.000) que no circularán ni alimentarán los ingresos y necesidades de más de 40 millones de personas que la pandemia dejará sin empleo al final del año, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Pero, ¿cómo fueron las anteriores tres crisis cuyos efectos dañaron con más fuerza el desarrollo de la civilización humana en todo el mundo antes de la llegada de la pandemia de Covid-19 en 2020?

La cadena británica de prensa BBC hizo un recuento histórico y cronológico con ayuda de expertos para determinar y comprobar por qué solo tres crisis anteriores superaron la gravedad de las consecuencias de la Gran Reclusión de 2020, bautizada así por el FMI la actual recesión provocada por el coronavirus.

La Primera Guerra Mundial en 1914 (contracción del 6,7%)

No fue la primera crisis económica de la historia (ocurrió en 1870), pero la recesión de 1914 coincide con el comienzo de la traumatizante Primera Guerra Mundial. La devastación, muerte, destrucción, confrontación y avaricia por el dominio geopolítico-territorial de los países más poderosos del mundo, generó un ciclo de pérdidas humanas y materiales que exterminó temporalmente la fuerza de trabajo y producción de la humanidad en este entonces. 

Los economistas dicen que esta contracción, aunque severa, “fue eclipsada y olvidada por otra crisis, la diplomática, que causó el primer conflicto global de la historia”. Fue en ese momento cuando la humanidad entró en la génesis de su instinto primitivo y autodestructivo por la natural condición del dominio, el poder y el control físico del territorio.

A medida que la confrontación se hizo cada vez más inminente, el miedo en los mercados globales desencadenó un gran pánico financiero. Los inversores, temiendo que no se pagarían sus deudas, retiraron acciones y bonos en una carrera por dinero, lo que en ese momento significaba una carrera por el oro. 

Es decir, como la economía mundial no producía prácticamente nada durante ese período por la turbulencia de la guerra, los grandes tenedores de los mayores volúmenes de dinero en todo el planeta dejaron de pagar, invertir y comprar para resguardar sus riquezas de las armas, lo que originó un efecto dominó que golpeó a los gobiernos, las empresas, los trabajadores y sus familias en todo el mundo.

La Gran Depresión de 1930-1932 (contracción del 17,6%)

Unos 16 años después, ya terminada la Primera Guerra Mundial, el mercado de valores que comenzó a controlar la economía mundial a partir de ese año, la Bolsa de Valores de Nueva York (mejor conocida como Wall Street), se saturó de oferta y las inversiones no tenían un nivel lo suficientemente amplio como para respaldar la acelerada venta de acciones, es decir, capitales o dinero de las empresas más poderosas.

Esa situación hizo que los inversionistas retiraran sus fondos y los precios de las acciones se desplomaron, desencadenando así la primera gran crisis financiera del siglo XX.

Considerada la peor recesión económica del sistema capitalista del siglo XX, la Gran Depresión, también conocida como la Crisis de 1929, comenzó ese año con el colapso de la Bolsa de Nueva York. A partir de ese momento, quedaría en evidencia la fragilidad del castillo de naipes sobre el cual se construyó el capitalismo como el nuevo sistema de vida, de gobierno, de producción y de subsistencia de la humanidad durante el período de reconstrucción de la devastación causada por la guerra.

Varios países del mundo sufrieron los efectos devastadores de este cataclismo financiero. Ese colapso del mercado de valores se conoció como "Jueves negro". Miles de accionistas lo perdieron todo de la noche a la mañana. Los flujos de dinero de los empresarios más poderosos del mundo, que controlaban el empleo y las economías de varios países, comenzaron a evaporarse.

Este colapso aceleró drásticamente los efectos de la recesión existente, causando el cierre de empresas e industrias y forzando despidos masivos, derivando así en interminables kilométricas filas de personas en Estados Unidos y otros muchos países esperando por un plato de comida, lo que generó un período de deterioro social, económico y humanitario que sacudió a una buena parte del mundo.

La era después de la Segunda Guerra Mundial en 1945-1946 (contracción del 15,4%)

Los grandes grupos de poder, gobiernos e imperios que estaban sedientos del control de las riquezas, los territorios y las poblaciones de Occidente durante el conflicto mundial contra el peligroso régimen nazi en Alemania, no estuvieron conformes con la destrucción de la Primera Guerra Mundial y, 31 años después, desencadenaron otra, cuyos efectos destructivos superaron el daño humanitario mundial causado en 1914.

La recesión económica de 1945 y 1946 fue el resultado directo del período de posguerra. Las ruinas en las que las potencias mundiales habían convertido a casi la mitad del planeta, volvió a exterminar temporalmente la fuerza de trabajo, la producción y la vida misma con más de 2 millones de víctimas mortales por la ambición de la guerra, que se convirtió en un negocio para Estados Unidos y le abriría el camino para emerger como la mayor potencia y economía del planeta hasta la actualidad.

Ese conflicto, que involucró a más de 70 países, causó daños drásticos a la economía mundial, particularmente en Europa y Estados Unidos.

¿Y qué crisis económica mundial hubo antes de la del 2020?

Aunque no fue más grave que la actual ni tampoco figura entre las cuatro más destructivas de la historia, la crisis financiera mundial de 2008, bautizada como la Gran Recesión, demostró que el mundo no estaba preparado para impulsar una nueva era de desarrollo a partir del ‘boom’ consumo, la rentabilidad del empleo y el desarrollo socioeconómico de las poblaciones de los países capitalistas.

Estalló en septiembre de 2008, pero la consecuente recesión de 2009 surgió del colapso del mercado inmobiliario de Estados Unidos debido a la crisis financiera de 2007-2008 y la crisis de las hipotecas de alto riesgo. Esto se debe a que los principales bancos de inversión de EE UU y del mundo, que controlan casi todos los flujos de dinero de la economía global, comenzaron a vender hipotecas y préstamos para viviendas a personas con empleos medianos que no tenían el poder de compra ni la rentabilidad necesaria para pagar esas deudas.

Como resultado, los receptores de los préstamos entraron en mora y provocaron la quiebra de las inversiones de esos poderosos bancos, por lo cual varias empresas y muchos otros bancos tuvieron que ser rescatados por los gobiernos centrales de todo el mundo tras el efecto dominó que se generó con la devaluación del dinero que muchas entidades y empresas habían depositado en los bancos afectados por esa enorme burbuja de deuda.

Según el FMI (Fondo Monetario Internacional), el de 2008-2009 fue "el colapso económico y financiero más grave desde la Gran Depresión de la década de 1930". @mundiario

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/banco-mundial-declara-crisis-economica-global-coronavirus-es-cuarta-peor-ultimos-150-anos/20200709001145190184.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.