Imprimir

América Latina tendría 3,2 millones de fallecidos por el coronavirus

Rodrigo Chillitupa Tantas | 25 de abril de 2020

América Latina sería muy afectada por el coronavirus. / TW
América Latina sería muy afectada por el coronavirus. / TW
Un informe demoledor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha advertido de que la región tendría una alta tasa de mortalidad provocada por la enfermedad debido a que, en la mayoría de países, tiene serios déficits de camas hospitalarias, camas de cuidados intensivos y personal médico (médicos y enfermeros). 

América Latina tendría un panorama complicado en los próximos meses por el coronavirus. Un informe demoledor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha advertido este viernes de que la región tendría cerca de 3,2 millones de fallecidos producto de la pandemia que azota a nivel global. 

“Todos los estudios epidemiológicos señalan que con las tasas de infección y mortalidad actuales, una medida menos rigurosa que el confinamiento estricto provocaría la rápida propagación del virus y podría resultar en una oleada de muertos sin precedentes”, alerta el informe del BID. 

Las cifras lo demuestran. Brasil es el país más afectado por esta pandemia en la región, con más de 50 mil casos confirmados. Perú se ubica en segundo lugar, con más de 20 mil infectados. Chile, por su parte, ha registrado un total de 11,81 mil casos. Seguidamente están Ecuador, México, Panamá, República Dominicana y Colombia.

Bajo este sombrío escenario, el organismo señala que la tasa de mortalidad de la Covid-19 dependerá de los sistemas de salud para atender a los infectados y precisa que en conjunto la región tiene serios déficits de camas hospitalarias, camas de cuidados intensivos y personal médico (médicos y enfermeros).

El BID menciona las cifras promedio son de 1,8 médicos y 4,4 enfermeras cada 1.000 habitantes. Solo Argentina y Uruguay, se acercan a los promedios de países de la OCDE (3,5 médicos y 9,8 enfermeras cada mil habitantes). Bolivia no llega a un médico cada mil habitantes. Perú tiene 5,8 camas de cuidado intensivo cada 100.000 habitantes, pero Honduras apenas 0,4.

El organismo también enfatiza en la necesidad de testeos masivos para detectar asintomáticos" e identificar grupos y cadenas de contacto. Hacerlo, dice, es imprescindible para la etapa de “liberación del tránsito”, que a su vez permitan cumplir sí con “cuarentenas parciales para casos positivos y personas en contacto con ellos”.

El BID marca la importancia de las “capacidades institucionales” para hacer buenas políticas de adquisición de los recursos más apremiantes y una comunicación que induzca las conductas más prudentes posibles. Así destaca a Argentina, que desarrolló una estrategia con evoluciones llamativas, como las de Italia y EEUU, que tras el primer caso tuvieron una etapa relativamente “plana” de los casos de Covid-19. 

Para mitigar esos efectos, el organismo recomienda centrar la atención de la política pública sobre los sectores más pobres, la clase media baja, los sectores económicos más afectados (entre los que menciona restaurantes, hoteles, comercio y transporte) y la contracción crediticia derivada de la propia crisis.

El estudio reconoce que el “confinamiento estricto” no es factible por mucho tiempo y menos aún en barrios marginales, áreas rurales o “cuando la población vulnerable recurre a bancos o entidades del Estado para recoger la asistencia”, casi una fotografía de lo que ocurrió en la Argentina el viernes 3 de abril, con cerca de un millón de jubilados y receptores de planes sociales agolpándose frente a las sucursales bancarias. @mundiario

 

 

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/america-latina-tendria/20200425090022182763.html


© 2020 MUNDIARIO

MUNDIARIO

Compañía Mundiario de Comunicación S.L.
© Todos los derechos reservados.