Freaknik: la legendaria fiesta callejera de Atlanta revive en un documental

El documental explora cómo este evento marcó a Atlanta como un epicentro cultural afroamericano.
Freaknik: La fiesta más salvaje jamás contada, explora el evento que marcó Atlanta. / Hulu
photo_camera Freaknik: La fiesta más salvaje jamás contada, explora el evento que marcó Atlanta. / Hulu

En la década de los noventa, Atlanta fue testigo del nacimiento de una de las fiestas callejeras más emblemáticas de la historia estadounidense: Freaknik. Lo que comenzó como un modesto picnic organizado por cinco estudiantes en 1983, se transformó en una celebración de una semana que atraía a cientos de miles de personas.

Hulu, en su último documental, Freaknik: La fiesta más salvaje jamás contada, nos sumerge en la historia de este fenómeno cultural que, según el magnate musical de Atlanta, Jermaine Dupri, cimentó la ciudad como un Meca para la comunidad afroamericana.

"Freaknik básicamente dio a luz a la Atlanta de hoy", afirma Dupri, quien participó activamente en la realización del documental. La celebración no solo atrajo a estudiantes de todo el país, incapaces de volver a casa durante las vacaciones de primavera, sino que también marcó el principio de lo que sería un éxodo hacia Atlanta.

Dupri recuerda cómo, inspirado por el espíritu de Freaknik, en su tema Welcome to Atlanta, hablaba de cómo la gente llegaba a la ciudad y decidía no marcharse, encontrando un lugar propicio para las familias afroamericanas y para comenzar una nueva vida.

El documental narra cómo, mediante el boca a boca y la distribución de volantes, Freaknik pasó de ser una simple reunión a una fiesta masiva que llegó a congregar entre 200.000 y 300.000 personas. Sin embargo, este auge también trajo consigo aspectos negativos, como el ruido, los atascos y las molestias que generaba a los residentes de Atlanta, poniendo a prueba la paciencia de la ciudad y sus autoridades.

En 1994, los líderes de la ciudad, presionados por informes de agresiones sexuales, robos, arrestos y tiroteos, decidieron poner fin al evento. A pesar de los intentos por revivir Freaknik, incluido un plan fallido en 2020 en el Morris Brown College, desbaratado en parte por la pandemia de COVID-19, el evento nunca ha logrado recuperar su antigua gloria.

Dupri, sin embargo, prefiere enfocarse en el impacto positivo que Freaknik tuvo en la cultura del hip-hop sureño, aunque reconoce que hay quienes temen cómo serán retratados en el documental. Freaknik: La fiesta más salvaje jamás contada no solo ofrece una mirada nostálgica a un evento que marcó una era, sino que también plantea preguntas sobre la compleja intersección entre cultura, comunidad y controversia en el corazón de Atlanta. @mundiario