Crítica y reseña del final de X Men´97: todo lo que un fan de super héroes se merece

Llegó el final de temporada de X Men´97 y es hora de hablar de uno de los mejores finales que nos dejó Marvel Animation. A partir de aquí habrá spoilers.
Cíclope y Jean Grey en el final de X-Men´97. / RR SS
photo_camera Cíclope y Jean Grey en el final de X-Men´97. / RR SS

El esperado desenlace de la trilogía final de episodios de X-Men´97 me ha dejado asombrado con su extraordinaria ejecución, llenando de emoción y dinamismo cada escena y consolidándose como la adaptación definitiva de Marvel que los seguidores anhelaban.

La segunda entrega de la trilogía final de episodios de la serie de los X-Men ha superado todas las expectativas, ofreciendo una mezcla perfecta de acción, drama y fidelidad a los cómics que hay referencias de inicio a fin. La serie ha logrado lo que pocas adaptaciones de Marvel han conseguido: un equilibrio entre una trama profundamente emocional y un despliegue visual que homenajea los cuadros de cómics clásicos y ¡ni hablar de todos lo cameos que vimos!

Un final extraordinario y emotivo

Comencemos con el final. La culminación de esta serie ha sido un viaje intenso que ha alcanzado su punto culminante con un episodio final que quedará en la memoria de todos los seguidores de los X-Men. El enfrentamiento entre las dos facciones clásicas del grupo, lideradas por el Profesor X y Magneto, ha sido una batalla épica no sólo con super poderes, sino la lucha de ideales se ve reflejada.

Las peleas han sido extraordinarias, con coreografías que parecen extraídas directamente de las viñetas de los cómics y una cinematografía que captura cada movimiento con una precisión asombrosa.

Capitan América y Iron Man en X-Men97/ RR SS
Capitan América y Iron Man en X-Men97/ RR SS

La serie ha llevado su trama a un punto culminante, desarrollando los ideales y métodos de sus protagonistas con una profundidad que rara vez se ve en las adaptaciones de superhéroes. La complejidad de los personajes y sus luchas internas se ha reflejado en cada decisión y diálogo, especialmente en las conversaciones cruciales entre el Profesor X y Magneto. Este enfrentamiento no solo ha sido físico, sino también ideológico, con ambos líderes exponiendo sus visiones opuestas para lidiar con la intolerancia y la violencia contra los mutantes.

Conexiones con el universo Marvel

Uno de los aspectos más espectaculares de este final ha sido la forma en que la serie ha conectado con el amplio universo de Marvel. Los cameos de personajes icónicos como Peter Parker, Mary Jane, Flash Thompson, Alpha Flight, Cloak and Dagger, Daredevil, Iron Man y Doctor Strange han enriquecido la narrativa, proporcionando momentos de emoción y nostalgia para los fans. Estas apariciones no solo han sido guiños a los seguidores de la saga, sino que también han servido para unir de manera magistral las distintas tramas y personajes del universo Marvel.

Peter Parkes y Mary Jane en X-Men´97. / RR SS
Peter Parkes y Mary Jane en X-Men´97. / RR SS

El regreso de los trajes clásicos de los X-Men, la intensa confrontación entre Jean Grey y Siniestro, y el reencuentro de personajes queridos como Ororo y Jean han añadido capas de significado y emoción a la serie. Cada escena ha sido cuidadosamente diseñada para resonar con los seguidores, ofreciendo referencias a comics como Días del futuro pasado que solo los verdaderos fans pueden apreciar. La serie no se ha contentado con mantener a los espectadores entretenidos con relleno, sino que ha avanzado la trama de manera constante y emocionante, manteniendo un ritmo vertiginoso que ha dejado a todos deseando más.

Con un final de temporada que no podría haber sido más intenso, la serie ha dejado las expectativas por el cielo para futuros episodios. Los personajes han sido llevados al límite, enfrentando decisiones difíciles y batallas épicas, y aunque algunos han sido enviados al pasado y otros al futuro, el espíritu de los X-Men permanece intacto. La conexión emocional entre los personajes, especialmente entre Scott Summers, Jean Grey y su hijo Cable, ha proporcionado una madurez emocional que no se había visto antes.

El episodio final ha sido un deleite visual y emotivo donde no todo se dice con palabras, sino que se sugiere a través de la acción y la cinematografía. La serie ha demostrado que los X-Men, marcados por la tragedia y el conflicto, siempre encuentran una manera de luchar por un futuro mejor. Con la esperada renovación de la serie, los fans pueden estar seguros de que los X-Men continuarán enfrentándose a nuevos desafíos y aventuras, siempre fieles a su legado de lucha y esperanza. @mundiario