Vasil, de Avelina Prat, triunfa en el Lecce European Film Festival

La película es una crítica inteligente de la sociedad española, condenando su mentalidad cerrada y su visión estrecha del mundo, especialmente entre la clase media.
Karra Elejalde y el búlgaro Ivan Barnev en  en la cinta Vasil / Filmax
photo_camera Karra Elejalde y el búlgaro Ivan Barnev en en la cinta Vasil / Filmax

Vasil, una coproducción hispano-búlgara, acaba de ganar el Cineuropa Award en el Lecce European Film Festival, celebrado en Italia, donde compitió con otras nueve cintas de ficción.

“Vasil trata sobre la importancia del diálogo humano y lo aborda de forma universal. Su directora, Avelina Prat, llega a la conclusión de que los ámbitos cultural y personal siguen siendo desconocidos, incluso cuando están muy juntos, pero deja entreabierta la puerta a la esperanza y al entendimiento mutuo", expresa el portal Cine Europa.

En su ópera prima, Avelina Prat explora la sutil relación entre dos desconocidos, Alfredo y Vasil, (interpretados por Karra Elejalde y el búlgaro Ivan Barnev), mientras analiza sentimientos más profundos que la mera empatía. En la trama también interviene la hija de Alfredo interpretada por Alexandra Jiménez, entre otros actores.

En la trama de Vasil, una persona española acoge a otra extranjera sin hogar en su casa por un tiempo, y entonces surge el conflicto entre ellos. No es lo mismo compartir cuando tienes más de lo que necesitas, que dar de tu propio bolsillo a otro.

Esta y otras cuestiones surgen del análisis en profundidad de la interacción humana en el primer largometraje de Avelina Prat. La película tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Varsovia, y ha participado en la Seminci y la Mostra de Valencia.

Elejalde y Barnev en los papeles principales se llevaron merecidamente el premio compartido al Mejor Actor en la Seminci, por su interpretación orgánica de los graciosos matices en la comunicación entre dos personas que representan universos opuestos. Mientras tanto, las escenas interiores dominantes y los tonos cálidos de la imagen ayudan a crear una atmósfera íntima acorde con la trama que toca las facetas más delicadas de las relaciones humanas.

 

Antes de escribir y filmar Vasil, Avelina Prat disfrutó de una larga carrera en el cine como directora de cortometrajes y escribió guiones de más de 30 largometrajes con directores como Fernando Trueba, Lucile Hadzihalilovic, Javier Rebollo y Cesc Gay.

“Vasil creció en mi cabeza a través de las palabras de mi padre. Mucho después de escuchar sus historias, cuando quise restaurar su personalidad, lo que hice fue inventar el personaje tal como lo imaginaba. La trama de la película tiene un aspecto realista donde los personajes son muy humanos y te identificas con ellos, pero Vasil está un poco idealizado por este tipo de fascinación que causa en la hija de Alfredo”, expresa Avelina en el portal de Cine Europa.

“Lo más importante para mí fue describir la dificultad de conectar con el otro, ya sea un extranjero o tu propia familia. Pero aquí el problema se intensifica por el hecho de que tenemos un outsider, y sirve perfectamente para hacernos preguntarnos quién es realmente ese outsider, el desconocido al que acogemos durante unos días. Hay una distancia inevitable que mantenemos con todos: los que están cerca, los que están lejos, con cualquiera. Llegar a conocer verdaderamente a alguien requiere esfuerzo, tiempo y da un poco de miedo. Siempre tenemos una incomodidad y una dificultad para comunicarnos realmente”, añadió. @mundiario