Rivales: tensión sexual con pelotas de tenis y una seductora Zendaya

Luca Guadagnino dirige este excitante drama romántico con Zendaya, Josh O´Connor y Mike Faist en el reparto.
Imágenes de la película Rivales. / @Twitter
photo_camera Imágenes de la película Rivales. / @Twitter

Desde Call Me By Your Name no habíamos vuelto a ver a Luca Guadagnino en su máximo esplendor, pero parece que Rivales ha tenido gran acogida entre la crítica y ha hecho renacer al director italiano, sin desmerecer obviamente a cintas como Cegados por el sol o Suspiria.

En este caso el director de Palermo nos trae una cinta, la cual tuvo que retrasar su estreno debido a la huelga, de un romance tenístico con la confirmación de Zendaya como una de las jóvenes estrellas actuales de Hollywood.

Sinopsis. Ambientada en el competitivo mundo del tenis profesional, en el que la jugadora convertida en entrenadora Tashi ha conseguido transformar a su marido Art en un campeón de Grand Slam. Tras una racha de derrotas, Tashi le inscribe en un torneo 'Challenger' -el torneo profesional de menor nivel- en el que debe enfrentarse a Patrick, el exnovio de Tashi y el antiguo mejor amigo de este.

Producción y reparto. Luca Guadagnino en la dirección y Justin Kuritzkes en la parcela guionizada nos traen este drama romántico a tres bandas. El director palermitano elige a Zendaya para convertirla en el detonante de un triángulo amoroso junto a Josh O´Connor y Mike Faist, con el tenis como cuarto integrante imprescindible.

Elenco principal de Rivales. / @Twitter

Elenco principal de Rivales. / @Twitter

Maestro del amor. Luca Guadagnino es un erudito del romance llevándolo al cine, siendo capaz de captar escenas donde la tensión, las ganas o el deseo traspasan la pantalla hasta la misma butaca. El director italiano es un experto en esta materia, utilizando los primeros planos o la cámara lenta para darle un intensidad sobrenatural a sus cintas. Rivales es otro fiel ejemplo del manejo del que hace gala el director y guionista.

Imágenes de la película Rivales. / @Twitter

Imágenes de la película Rivales. / @Twitter

El tenis como excusa. Esta película utiliza el deporte de raqueta para hacer una autopsia al ser humano sobre sus relaciones entre individuos, sobre los propósitos de la vida o incluso sobre sus sueños, anhelos e inquietudes, siendo la disciplina tenística un hilo conductor de la cinta que, como si de una metáfora se tratase, va de un lado al otro de la pista a gran velocidad.

Imágenes de la película Rivales. / @Twitter

Imágenes de la película Rivales. / @Twitter

Rivales es un tie break continuo de amor inconmensurable, donde los aces de sensualidad se dan a los dos lados de la pista, al igual que los globos y voleas de tensión sexual. En resumen, un sinfín de odas al amor y al tenis en las que, como siempre ha pasado en la historia del deporte de raqueta, solo puede ganar uno. @mundiario