Los productores franceses firman el acuerdo a favor del #MeToo

Las asociaciones y sindicatos de productores de Francia aprobaron por unanimidad nuevas medidas destinadas a prevenir la violencia sexual y de género.

Equipo del cortometraje Moi Aussi. / RR SS
photo_camera Equipo del cortometraje Moi Aussi. / RR SS

En otra señal de que el movimiento #MeToo está transformando la cuna del cine, los sindicatos de actores y productores cinematográficos de Francia aprobaron el viernes por unanimidad nuevas medidas destinadas a prevenir la violencia y el acoso sexual y de género dentro de la industria.

Varias asociaciones de la industria francesa, incluido el sindicato de productores independientes, la asociación de productores independientes, el sindicato de productores de cine y el sindicato profesional de artistas dramáticos, aprobaron una enmienda a su convenio colectivo que requerirá capacitación obligatoria sobre acoso para los productores y hará cumplir la protección de menores en los platós cinematográficos, entre otras medidas.

Las nuevas medidas siguen a un anuncio del consejo cinematográfico francés, el CNC, de que impondrá requisitos similares como condición para recibir subvenciones gubernamentales. Dada la importancia de la financiación del CNC para la mayoría de las películas francesas, esto garantiza que estas medidas #MeToo se convertirán en una práctica estándar en toda la industria francesa. El CNC pondrá en marcha programas de formación sobre acoso este verano.

Pero el consejo también está siendo criticado por esta cuestión. Su presidente, Dominique Boutonnat, será juzgado en junio por acusaciones de agresión sexual, que él niega. Más de 500 miembros de la industria francesa firmaron una petición pidiendo su despido inmediato y los manifestantes realizaron una protesta frente a la sede del CNC en París el 13 de mayo exigiendo que Boutonnat fuera suspendido hasta la conclusión de su juicio penal.

El #MeToo cobra fuerza gradualmente

Inicialmente, hubo una resistencia generalizada al movimiento en Francia, pero ha cobrado fuerza en los últimos meses gracias a acusaciones de alto perfil contra destacadas estrellas francesas, incluido Gérard Depardieu, quien será juzgado en octubre por cargos de agresión sexual presentados por dos mujeres que afirman que las agredió en el set de la película The Green Shutters en 2021 (Depardieu niega todos los cargos).