Ghosted: la gran decepción de Apple TV que desperdicia actores de primera

Ana de Armas y Chris Evans vuelven a unir fuerzas tras el éxito de Entre Navajas y Secretos, pero en esta ocasión dan el peor espectáculo de sus carreras.
Reseña de la película Ghosted
photo_camera Reseña de la película Ghosted

Esta película no tiene más de una semana que se presentó en Apple TV; sin embargo, desde que estaba en producción crearon mucha expectativa por los grandes talentos que llevaban la producción, no solo frente a la cámara, sino también por los que están detrás.

La película deja mucho que desear en muchos aspectos, pero antes de comenzar con esta reseña debemos advertir que puede contener spoilers; sin embargo, te adelantamos que no te pierdes de nada si no la has visto.

Ana de Armas y Chris Evans en Ghosted la película

Ana de Armas y Chris Evans en Ghosted la película

¿Gran decepción?

Hacemos referencia a esta película como decepción por las personas involucradas en el proyecto. Comencemos por los protagonistas: Ana de Armas ha demostrado ser una mujer que destaca más que por su belleza; su versatilidad en la actuación la ha posicionado en grandes películas, siendo el género de acción uno en el que tiene gran reconocimiento.

Sin embargo, en esta ocasión su personaje es plano, sus motivaciones son poco abordadas, por lo que su arco de personaje es flojo, quedándose como una herramienta letal atractiva. Además, no logra tener buena química con Chris Evans, ni romántica (que es lo que los une), ni en el trabajo general, no se sienten como una pareja que pueda compartir pantalla de manera armónica.

Asimismo, Evans parece no encajar en su papel; por un lado, se debe a que llevamos mucho tiempo viéndolo como el héroe o el chico rudo. Pero su papel como un granjero perdedor y tóxico parece no estar acorde a sus actuaciones y por raro que suene, a su físico.

Como cualquier personaje de película de acción, donde pasa de ser el tipo simple sin motivación al héroe que sin su ayuda todo el país pierde, pero siempre manteniendo un papel de chico temeroso, correcto e incapaz, evolucionando gracias a la toxicidad que pone en duda la delgada línea entre acoso y acto romántico.

Como parte de la decepción agregamos a Dexter Fletcher, el director que había sorprendido al público con su participación al frente de la película Rocketman, un éxito biográfico que se posicionó muy bien entre la crítica, pero que, en esta ocasión, no muestra mayor esfuerzo, presentando un trabajo lineal, predecible y nada sobresaliente.

Finalmente, la última decepción la encontramos en los escritores Chris McKenna, Rhett Reese y Paul Wernick; han tenido gran valor en cintas como Deadpool y Zombieland; sin embargo, en esta ocasión sorprende que 3 grandes mentes de la comedia de acción no hayan creado un producto decente.

¿Todo es malo en esta cinta?

Parece difícil de creer, pero todo apunta a que todo está mal; las secuencias de acción son trabajadas con efectos muy sencillos que sacan al espectador de inmersión; las motivaciones son simples y la historia es muy predecible; además, la acción se ve opacada por escenas de diálogo cansado y berrinches de los protagonistas.

Por otro lado, la película sorprende por tener cameos de actores reconocidos como John Cho, Anthony Mackie, Sebastian Stan e incluso Ryan Reynolds, pero sus participaciones son absurdas, que se limitan a contar un chiste en la historia; incluso Adrien Brody como el antagonista deja mucho que desear en la película.

Este último causa una gran decepción pues su personaje se asemeja bastante al que desarrolla en la cuarta temporada de Peaky Blinders, Luca Changretta; sin embargo, en esta ocasión carece de profundidad y su interpretación es simple, no tiene altibajos y en ningún momento se siente atemorizante.

Otro punto cuanto menos curioso es el uso de la música, el soundtrack contiene buenas canciones, pero por alguna razón parece que no quedan con las escenas que están pasando, algunas son recortadas tajantemente, o se usan como introducción muy limitante, algo curioso que muy pocas veces se ha visto en las producciones.

¿Ghosted es un fiasco total?

Sí y no. Parte de la crítica que se le ha dado la posiciona como una película simple, fácil de ver, con la cual puedes apagar tu cerebro y disfrutar de un entretenimiento común sin grandes sorpresas.

Y aunque suene algo duro, la película funciona como eso, una producción que no necesita mucha atención para ser apreciada, y que al final brilla por las grandes estrellas que la protagonizan, eso sí, brillan por su renombre, no por su trabajo en esta cinta; así que, si aún estás interesado, recuerda que esta película está disponible a través de Apple TV. @mundiario