Pablo González Mariñas

Pablo González Mariñas

Profesor de Derecho.

El autor, PABLO GONZÁLEZ MARIÑAS, es colaborador de MUNDIARIO. Es político, profesor de Derecho Administrativo y escritor. Fue miembro del Partido Galego Independiente y diputado por la UCD en el primer Parlamento de Galicia. Tras ser uno de los fundadores de Coalición Galega, en 1985 encabezó la escisión del sector más nacionalista, que dio origen al Partido Nacionalista Galego. Fue conselleiro de la Presidencia y diputado por el BNG. @mundiario

EURORREGIÓN
Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

A agonía de Europa

Hai uns oitenta anos que Jean-Paul Sartre publicou “O ser e a nada” e suscitou, nomeadamente nos espiritos novos, un estado de ánimo angustioso: todo é pura continxencia e isto conduce á náusea, ao…
ECONOMÍA
Saludo en una entrevista de trabajo. / Pixabay

La entrevista de trabajo

Sobre el papel, el propósito de realizar preguntas en una entrevista de trabajo no es otro que el de encontrar a la persona más adecuada, cualificada y que mejor pueda cubrir las necesidades de…
POLÍTICA
Interior del Senado de España. / Twitter

El Senado y sus vetos

El Senado, aparte de su función que tan bien describe Fraga con su alusión a la sopa “quemante”, tiene una función muy bien delimitada en la Constitución. Y, en la proyección legislativa, no puede…
POLÍTICA
Pablo Casado vota en las primarias del PP. / Mundiario

Los valores

Estamos sumidos en una gran crisis de Estado, tan difícil de superar como la gran crisis económica y de desigualdad que todavía tratamos de superar. Una vez más, la lucha entre el objetivismo y el…
POLÍTICA
Pablo Casado. / Twitter

Casado y la osadía

Casado ofrece pasado. Y lo hace desde la osadía, la intrepidez de atacar con espingardas y sables curvados, y hasta catapultas semejantes a las que Sila utilizó en Pompeya, a los actuales…
POLÍTICA
John Rawls.

Volver a John Rawls

Ortega, a quien muchas veces se cita mal, decía “yo soy yo y mi circunstancia”, pero añadía algo que con frecuencia se omite: “Y si no la salvo a ella, no me salvo yo”.