MUNDIARIO, un promotor del debate entre ideas contrastadas, siempre con el respeto obligado

X Aniversario de MUNDIARIO. / M.G.
X Aniversario de MUNDIARIO. / M.G.

Este periódico que ahora celebra su X aniversario permitió el juego dialéctico entre opiniones contrastadas, a las que se les exigió concreción y verificación.

MUNDIARIO, un promotor del debate entre ideas contrastadas, siempre con el respeto obligado

Las sociedades democráticas exigen a día de hoy dos requisitos imprescindibles: ser participativas y ser transparentes. Ambas exigencias son obligatorias en la medida que existen tendencias que desean transitar hacia fórmulas de actuación donde prima el populismo (ya sea de derechas como de izquierdas) o se acaben instaurado en sociedades autocráticas, en las que no se constan los requisitos básicos enunciados al comienzo.

En este sentido, comienzan a cobrar fuerza los análisis en los que se van desempolvando teorías y casos de estudio en los que se enmarcan las pautas que deberían seguir los gobiernos para profundizar sus niveles de democracia, por un lado; y, por el otro, son cada vez más numerosos los estudios en torno a los comportamientos de los ciudadanos.

No son de olvidar, por lo tanto, los contenidos del famoso trilema de Dani Rodrik por el que debemos escoger dos de las tres cuestiones reales: hiperglobalización económica, soberanía nacional y democracia política, ya que es imposible conseguir, al mismo tiempo, las tres opciones simultáneas por ser incompatibles. Tampoco podemos perder de vista la afirmación de Aristóteles cuando expone que “la mentira gana partidas, pero la verdad gana el juego”.

Estas reflexiones sirven para contextualizar el décimo aniversario de MUNDIARIO. Nació en 2013, un momento de gran decepción sobre los valores democráticos, de justicia social y de asimetría en lo que concierne a la información. Afrontó el desafío con la ilusión de un principiante y con el convencimiento de que eran precisas herramientas para enfocar la transición tecnológica de la sociedad en un auténtico cambio de era. Permitió el juego dialéctico entre opiniones contrastadas, a las que se les exigió concreción y verificación. Promovió el debate entre ideas contrarias, pero siempre con el respeto obligado. Alentó a la experimentación de cómo construir una nueva sociedad, menos ilíquida, más participativa y con más compromisos. Y, finalmente, se convirtió en un ente que rinde cuentas a cada momento, como si quisiera imprimir a los gobernantes nuevas pautas de comportamiento y sirviendo de estandarte para su realización.

X Aniversario de Mundiario. / M.G.
X Aniversario de Mundiario. / M.G.

En suma, el aniversario de MUNDIARIO se ha convertido en una llamada a lo bien hecho; a lo necesario y obligado; a lo demandado y al compromiso. Las numerosas noticias y opiniones vertidas a lo largo de estos últimos diez años han llevado el corolario de la verdad, el razonamiento y el análisis riguroso. Son, pues, actuaciones que han requerido sosiego y reflexión. Y todo para que el propio lector y participante del proyecto pudiera desplegar sus opiniones y contrastarlas no solo al instante, sino con el paso del tiempo.

Finalizo: para un medio de comunicación lo relevante es poder presentarse al cabo de un tiempo con la prueba de la confirmación. Lo mismo le pasa a un profesor cuando ve que le saludan en la calle antiguos alumnos, felicitándolo por el tono, rigor y estímulos desplegados en sus clases de antaño. Aquí pasa lo mismo, pasados diez años, tendremos que felicitar a MUNDIARIO (a sus directivos y equipos humanos) por el trabajo bien hecho y, solicitarles, que sigan adelante. @mundiario

MUNDIARIO, un promotor del debate entre ideas contrastadas, siempre con el respeto obligado
Comentarios