Wendy Davis se hace popular en Texas y a este paso en EE UU, acusada de filibusterismo

La senadora estatal Wendy Davis / Bob Daemmrich en The Texas Tribune.
La senadora estatal Wendy Davis / Bob Daemmrich en The Texas Tribune.
¿Su 'pecado' de fondo? Defender la enseñanza pública, ante recortes de los republicanos, y los derechos de las mujeres que verían recortadas sus opciones para abortar si prosperan los planes republicanos.
Wendy Davis se hace popular en Texas y a este paso en EE UU, acusada de filibusterismo


La TV sigue el caso de la senadora Wendy Davis, contraria a nuevas restricciones sobre el aborto en Texas.

¿Filibusterismo en Texas? De eso acusan a Wendy Davis, una abogada texana de 48 años, madre soltera divorciada dos veces. que tuvo su primera hija cuando era adolescente, fue la primera persona de su familia en ir a la Universidad y ahora no descarta 'correr' para gobernadora de Texas (EE UU). La senadora estatal es esta semana la protagonista de la vida política de su Estado y a este paso de Estados Unidos. ¿Su 'pecado' de fondo? Defender la enseñanza pública, ante recortes presupuestarios de los republicanos, y los derechos de las mujeres de su estado, que verían recortadas sus opciones para abortar si prosperan los planes de los republicanos.

Elocuente y aparentemente sin miedo a la fama, Wendy Davis ha aprovechado para movilizar el estado de los oprimidos, a pesar de estar en clara inferioridad numérica en su estado, según informa The Texas Tribune, una organización de noticias sin fines de lucro. Habló horas y horas y centró la atención de todo el país.

Wendy Davis también ha sido objeto de todo tipo de comentarios, a favor y en contra, por practicar el filibusterismo, una técnica específica de obstruccionismo parlamentario, mediante la cual se pretende bloquear la aprobación de una ley o acto legislativo gracias a un discurso de larga duración. Es eficaz en los sistemas parlamentarios en los que los representantes de la voluntad popular no tienen fijado un tiempo límite para intervenir y ha tenido significación histórica en algunos momentos de la vida parlamentaria de algunos países. "La gente está hambrienta del liderazgo que no tiene miedo de las consecuencias políticas", dijo Wendy Davis, demócrata de Fort Worth.

La senadora Wendy Davis no quiere otra cosa que bloquear un paquete de medidas que crearían nuevas regulaciones sobre el aborto en Texas, incluyendo la prohibición de aborto más allá de veinte semanas de gestación. Lo que ella hizo fue hablar y hablar hasta la medianoche para agotar el tiempo en el que se podía votar. Habló durante más de diez horas. Los republicanos indicaron que la votación se había realizado y superado, mientras que los demócratas declararon que la votación tuvo lugar después de la medianoche, por lo que es ilegal. Pero al menos por ahora todo parece indicar que el proyecto de ley está muerto. De no ser así, y salir adelante el proyecto de los republicanos, se cree que la medida obligará al cierre de casi todas las clínicas especializadas en aborto del estado de Texas. Es mucho lo que está en juego, sobre todo para el derecho de la mujer al aborto.

Wendy Davis se hace popular en Texas y a este paso en EE UU, acusada de filibusterismo
Comentarios