Vicente del Bosque rehúye convertirse en el Bin Laden de 'La noche más oscura'

Casillas, abatido tras un gol de Robben.
Casillas, abatido tras un gol de Robben.

La humillante derrota ante Holanda debe reconvertirse en un antídoto llegado en tiempo y forma para despertar a una selección española que ya dormitaba y moría de éxito

Vicente del Bosque rehúye convertirse en el Bin Laden de 'La noche más oscura'

"Tras varios años de investigación de la CIA, que incluyó torturas a prisioneros en Afganistán, y gracias a la perserverancia de una agente especial, el presidente Obama dio el visto bueno a la operación militar que acabó con la vida de Osama Bin Laden, líder de Al-Qaeda. El título,'Zero Dark Thirty', se refiere a la hora: las 00:30 de la madrugada del 2 de mayo de 2011, momento en que el comando SEAL de los marines penetró en la residencia de Bin Laden en Abbottabad, en Pakistán, para dar caza al hombre más buscado de la historia". Esta es la sinopsis del título cinematográfico 'La noche más oscura'. Sin comparar a Vicente del Bosque con Bin Laden, el salmantino podría vivir en las próximas horas, y salvando las distancias, su particular 'noche más oscura' si España no supera a Chile. Todo gracias a la derrota del pasado viernes frente a Holanda que gran parte del pópulo no ha asimilado como debiera.

Fomentado por los medios de entretenimiento informativo y secundado por una buena masa de futboleros, la unidad alrededor de la selección española se palpa ya interesada y, además, con la misma consistencia del papel de fumar. Sea por lo que fuere, el aficionado común es más de su equipo que de la selección, al contrario que en otros países. Agazapados, no son pocos a los que no les importaría una salida precipitada en el Mundial si con ello pueden intentar desacreditar a ciertos jugadores. Los más viscerales ya alzaron la voz a las primeras de cambio la noche del viernes. Otros, más comedidos y acostumbrados a jugar sin riesgo, hablarán a toro pasado.

Personalmente, nunca he creído que la selección española pudiese hacer un papel comparable al de los últimos seis años en las grandes competiciones. Comprensible, teniendo en cuenta que hablamos de jugadores que lo han ganado todo, no solo con el combinado nacional, sino también con sus equipos, por lo que la clase no es suficiente si existe un mínimo porcentaje de apatía en un campeonato donde hay tan buenos equipos y con tanta sed de victoria

Sin embargo, lejos de consolidar mi posición inicial, mi opinión ha cambiado respecto a antes del Mundial. Holanda se ha colado cual lombriz solitaria en el intestino de la selección para alimentarse de sus nutrientes. Los tulipanes han hecho daño en lo más profundo, en el orgullo, y han despertado a un animal que dormitaba, que poco a poco ya moría de éxito en su propia dejadez. Ahora solo el orgullo puede reactivar a unos jugadores con bolsillos llenos y vitrinas repletas de grandes títulos. La humillante derrota ante Holanda ha de reconvertirse, pues, en antídoto llegado en tiempo y forma.

Sin baremar los porqués futbolísticos (se hace imprescindible la inclusión de cambios en el once) y desde el punto más estrictamente emocional, creo que España dará hoy el do de pecho en Maracaná y resurgirá, cual Ave Fénix, de sus propias cenizas, aquellas que dejó esparcidas en este templo del fútbol hace menos de un año ante 73.000 brasileños. Para España, 'La noche más oscura' tendrá que esperar.

Vicente del Bosque rehúye convertirse en el Bin Laden de 'La noche más oscura'
Comentarios