Buscar

MUNDIARIO

¿Ya sabes qué es el punto H?

Uno de los temas más polémicos y quizás hasta tabú de la sexualidad masculina.

¿Ya sabes qué es el punto H?
Punto H. / RRSS.
Punto H. / RRSS.

No solo las mujeres tienen punto G; nosotros también lo tenemos y es el llamado punto H, uno de los temas más polémicos y quizás hasta tabú de la sexualidad masculina. Y es que es normal que una pareja heterosexual se abra a platicar sobre estos temas, sobre todo por miedo a cambiar sus preferencias sexuales a partir de la experiencia. Que no es poca cosa.

El punto G del hombre o punto H es su glándula prostática, que es la responsable de producir la mayoría del semen pero también una de las zonas erógenas más sensibles y cuando se encuentra, los resultados son explosivas. Es una zona la mayoría de las personas desconoce, principalmente porque está en un sitio al alcance de pocos: como habrán deducido por la imagen del artículo, el trasero.

Puede que suene raro, pero si tú y tu pareja están dispuestos a vivir la experiencia, podrán quedar encantados. Ahora, ¿cómo saber que lo conseguiste? Sencillo, encontrarás una pequeña "nuez". Así es, el punto H está situado cerca de la uretra y de la próstata, específicamente sobre la parte que separa el cuerpo del pene y el ano, evidentemente en el interior del recto.

¿Cómo alcanzarlo? Puedes comenzar dándole a tu chico sexo oral, para que se relaje y esté más tranquilo. A la par, prueba darle un masaje al perineo, o sea, la piel que hay entre su ano y sus testículos, una zona que es explosiva para los hombres y por ende, ideal para ir preparando el terreno. Luego, mueve tu dedo (previamente lubricado suficientemente) hacia su ano e introdúcelo con mucho cuidado.

Trata de introducir tu dedo unos 7 centímetros hasta que sientas esa pequeña "nuez" que ya mencionamos. Habrás llegado al lugar indicado. Puede que al principio os sintáis un poco raro, pero no tardaréis en disfrutarlo. En ese momento, debes procurar ser muy gentil y paciente. Con suaves movimientos circulares podrás ir estimulando el famoso punto H y probablemente, tu chico llegue al orgasmo en poco tiempo.

Una vez tengáis experiencia, podéis atreveros a usa juguetes como masajeadores de próstata o tapones anales. Eso sí, recordad siempre daros una buena (¡muy buena!) ducha antes, especialmente tu chico. La comunicación también es importante antes de dar el siguiente paso, ya que es imprescindible saber los gustos de tu pareja en la cama. Es esencial identificar lo que tu chico le hace sentir incómodo y lo que no, antes de explorar el famoso punto H. @mundiario