Buscar

MUNDIARIO

Solo la mitad de los hombres considera los besos como un engaño

El verbo “engañar” puede significar diferentes cosas para diferentes personas.

Solo la mitad de los hombres considera los besos como un engaño
Beso entre pareja. / panamapuntocom.com.
Beso entre pareja. / panamapuntocom.com.

Sara Rada

Periodista.

Para algunos, es un encuentro coqueto o un texto lujurioso, mientras que otros tienen un enfoque mucho más liberal, ya que consideran válidas las formas más flagrantes de adulterio, como dormir con otra persona.

Según una nueva investigación, parece que la mitad de los hombres jóvenes entran en la última categoría porque, a diferencia del 73 por ciento de las mujeres, no califican los besos como un engaño.

El mismo número también dijo que tampoco creían que el sexo cibernético contara, en comparación con el 75 por ciento de las mujeres que lo hicieron.

El entrenador de citas, James Preece, sugiere que los hallazgos podrían estar en línea con las diferentes formas en que los hombres y las mujeres suelen abordar la intimidad.

"No hay forma de evitar esto", le dice a The Independent, explicando que, independientemente de tu sexo, si besas a otra persona y no crees que estás engañando a tu pareja,  indica una falta fundamental de respeto hacia tu pareja y la relación en sí misma.

"Si no te preocupas lo suficiente por tus acciones o cómo reaccionará tu pareja, entonces estás con la persona equivocada", agrega.

La encuesta, realizada por Bbc Radio 5 Live, incluyó datos de 2.066 adultos británicos.

Fiel a lo que uno podría esperar, encontró que el 91 por ciento de las personas considerarían dormir con alguien que no sea su compañero como un engaño, pero las líneas se vuelven borrosas cuando se trata de formas de intimidad más matizadas, como navegar por una aplicación de citas, que el 40 por ciento de los encuestados dijo que es un engaño.

La encuesta también solicitó a las personas sus opiniones sobre la educación sexual, que se someterá a su primera renovación en 17 años, sin mencionar el acoso cibernético, las cuestiones LGBT +, el consentimiento o la pornografía incluidos en el programa actual.

Claramente, es hora de una actualización, ya que el 47 por ciento de las personas dijeron que su educación sexual en la escuela no los preparó para su vida sexual.  @mundiario