Buscar
SEMrush

Sexo en la ducha: claves para que el encuentro sea totalmente caliente

Si lo que quieres es disfrutar de este tipo de sexo placentero, entonces te presentamos algunos tips que deberías seguir para no acabar en emergencias… porque sí, el sexo en la ducha puede ser muy peligroso.

Sexo en la ducha: claves para que el encuentro sea totalmente caliente
Pareja en la ducha. / AskMen
Pareja en la ducha. / AskMen

Firma

Jade Vega

Jade Vega

La autora, JADE VEGA, es escritora. @mundiario

Aunque en las películas lo vemos muy perfecto y hasta fácil de realizar, lo cierto es que tener sexo en la ducha puede ser todo un reto para las partes involucradas y si no se tiene cuidado, se puede terminar en el piso, con unos cuantos moretones o incluso en emergencias. Así que toma en cuenta estas claves para evitar hacerte daño:

1. ¡Cuidado! Podrías darte un buen golpe: lejos de los suspiros sexys, primero debes entender que en la bañera o la ducha habrá mucha agua, jabón y un suelo completamente resbaloso. Si no tienen cuidado podrían acabar en el suelo con unos cuantos moretones, así que puedes probar con algunas alfombras antideslizante o probar con posiciones que no representen un verdadero reto si apenas comienzas con este tipo de sexo.

2. Lleva lubricante: parece una locura, pero el agua no ayuda a que tu zona se lubrique, ayuda a todo lo contrario. Así que procuren llevar un buen lubricante para evitar que el sexo sea muy duro, en el sentido literal.

3. Cuidado con el jabón: recuérdale a tu chico que puede enjabonar todo tu cuerpo, excepto tu vagina, ya que al hacerlo estaría alternado la zona y solo te causará una visita al ginecólogo.

4. Puede que no sea tan sexy: tiene sus pro y sus contras… lo cierto es que es sexy tener sexo en la ducha, pero hay que saber llevar el momento porque cualquier cosa podría enfriar el encuentro literalmente, como el hecho de que salga agua fría en vez de caliente; o ambos estén debajo del chorro cuando se estén besando y este los ahogue.

Así que sería bueno dejar esta opción como la última parte de un encuentro caliente, uno que haya empezado en la cama, en el sofá o en el comedor; y se terminen trasladando hasta la ducha para acabar como deseen. También sirve como un rápido en las mañanas o bien, pueden correr el riesgo e ir perfeccionando las técnicas. @mundiario