Los robots sexuales preocupan a los científicos

Robot sexual. Playgroundmag.net.
Robot sexual. / Playgroundmag.net.

Un informe revela los problemas que la sociedad podría tener en el futuro por la llegada de máquinas sexuales.

Los robots sexuales preocupan a los científicos

El investigador Noel Sharkey de la Universidad de Sheffield del Reino Unido publicó un informe llamado Our Sexual Future With Robots, en donde manifiesta el impacto que tendrá los robots sexuales en la sociedad. Según el experto, se avecina una revolución robótica que hará que más empresas se decidan a crear robots que cumplan favores sexuales.

Para Sharkey es esencial que los gobiernos empiecen a tomar en cuenta el sector para regular lo que pueden hacer y evitar caer en prácticas muy banales. El problema que más le preocupa al científico es que en un futuro, las personas decidan encargar robots sexuales basados en niños.

El investigador se encargó de realizar una consulta a gran escala a través de la Fundación para las Consultas sobre Robótica Responsable (FRR), para finalmente concluir que saber cuál es la cantidad de pedidos que realizan las personas y el tipo, es imposible porque las empresas que fabrican los robots no están obligadas a ceder ningún tipo de dato.

Empresas como Sex Bot, Android Love Doll, True Companion y Abyss Creations se encargan de crear muñecas sexuales realistas a base de silicona que son capaces de moverse y hasta de hablar. Abyss Creations es la más innovadora en el campo y ha informado que a finales del presente año lanzará una nueva colección de muñecas con inteligencia artificial.

Las muñecas pueden tener muchas aplicaciones como simples acompañantes sexuales o robots prostitutas que podrían empezar a ser usados en los burdeles. Pero lo que preocupa a muchos expertos es que las muecas son vistas como un nuevo producto sexual que sigue removiendo fibras muy sensibles como la pornografía y la explotación sexual de seres que al fin de cuentas están basados en los humanos. Además, si a todo esto le sumamos las pocas regulaciones que existen, los científicos hacen bien en expresar el problema que existirá cuando más muñecas sexuales parecidas a los niños sigan comercializándose.

Porque ya existen muñecas sexuales parecidas niños que supuestamente son utilizadas como terapias para los pedófilos y violadores, pero lo que la comunidad ignora, es que usan una imagen inocente y la explotan sexualmente. Los robots sexuales son recientes, pero son la evolución de las muñecas sexuales que ya muchos utilizan.

Los robots sexuales preocupan a los científicos
Comentarios