La originalidad en el sexo le puede al glamour, sin que éste quede excluido

Sexo.
Escena de sexo.

La participación de la gente da pie a la construcción de webs de sexo e incluso a la realización de cine porno con guiones elaborados por autores anónimos o desconocidos.

La originalidad en el sexo le puede al glamour, sin que éste quede excluido

En MUNDIARIO ya hemos analizado el caso de una cineasta que graba películas porno con las fantasías sexuales que le envía la gente. Fue así como la sueca Erika Lust se cansó del porno tradicional y por eso decidió dedicarse a grabar cintas eróticas basadas en los anhelos carnales del público. En la red hay más experiencias afines, como la de esta web de sexo casero, una página que nació para crear un espacio donde las parejas pudieran mostrar sus fotos, intercambiar comentarios, buscar contactos, etcétera, con la particularidad de que todas las fotos son reales, ya que la primera vez deben enviarse fotos dedicadas, con lo cual evitan publicar fotos robadas o subidas sin consentimiento.

En el caso de Erika Lust, cuando se estaba preparando para ser directora de cine, era consumidora regular de las películas para adultos y tenía clara una cosa: no le gustaba el porno tradicional al que hemos sido acostumbrados. Aquel donde solo se mostraban historias de "mujeres rubias con vestidos ceñidos, labios rojos y pechos como sandías dando mamadas de agradecimiento a un semental que le había arreglado el auto", según ella misma relata. Por eso mismo, desde 2013 se ha dedicado a grabar cortometrajes basados en las fantasías sexuales que le envían sus seguidores de todo el mundo. En la mencionada web también sucede algo por el estilo: la originalidad le puede al glamour, sin que éste quede excluido cuando se trata de fotos porno.

XConfessions es el proyecto con el que, desde hace cuatro años, Dust ha venido imponiendo un estilo único de cine erótico. Su iniciativa promueve que cada mes se estrenen dos cortometrajes basados en las vivencias o anhelos contados por las personas que le siguen a nivel global. Todos estos testimonios llegan de forma anónima a través de la web con el mismo nombre que el proyecto y luego la directora sueca se encarga de convertirlos en realidad.

Para que esto sea posible hay que seguir un protocolo. El proceso es fácil: la página de XConfessions presenta en su inicio un sencillo y útil editor, que al mejor estilo de Word, incluso sin previo registro, permite escribir el relato erótico y enviarlo directamente a la cineasta. No existe un idioma establecido para la historia: el cuento puede escribirse en cualquier idioma y el límite de caracteres permitidos es de 2069. Luego solo resta esperar que la fantasía cale lo suficientemente hondo en la directora y con un poco de suerte, el anhelo sexual más grande podría llegar a ser representado por una ardiente pareja porno profesional.

Otro dato interesante de la página de Dust es que ésta solicita un registro previo para poder acceder al contenido, el cual es totalmente anónimo. Quienes se registran tienen la posibilidad de ver uno de los cortometrajes que se encuentran disponibles, pero para ver el resto se debe cancelar una suscripción que ronda los 50 euros anuales. Además, el universo web de XConfessions permite tener acceso a la ficha de todos los actores que participan en las cintas, con una breve biografía de los mismos y, adicionalmente, una galería de fotos. Otra cosa que se puede observar en la página son los trailers de los próximos estrenos y hasta la lista de los clips más vistos.

En el caso de la web de imágenes caseras, para participar subiendo fotos porno a esposasymaridos.com piden que la primera vez se envíen fotos dedicadas, "donde veamos a tu esposa, novia, amante o amiga con un cartel donde salga el nombre de Esposas y Maridos", de modo que la complicidad esté asegurada. Sus resultados están a la vista.

La originalidad en el sexo le puede al glamour, sin que éste quede excluido
Comentarios