Buscar

MUNDIARIO

Nunca he tenido un orgasmo, ¿qué hago?

Son tantas las mujeres que nunca han tenido un orgasmo que no saben qué hacer para tocar las puertas del cielo.

Nunca he tenido un orgasmo, ¿qué hago?
Mujer erótica. / Pexels
Mujer erótica. / Pexels

Tener un orgasmo ciertamente es tocar las puertas del cielo. Cuando tenemos un orgasmo son tantas las sensaciones que emite nuestro organismo que realmente es una sensación placentera.

En la novela Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, cuando Aureliano le pregunta a su hermano José Arcadio cómo se siente hacer el amor, este responde: “es como un temblor de tierra”. Quizá no existe una metáfora más hermosa y propia para referirse al acto de hacer el amor y tener un orgasmo.

Pero, ¿qué ocurre con aquellas mujeres que nunca han podido experimentar un orgasmo en su vida?

Cuando una mujer puede excitarse, pero no logra tener un orgasmo a esta disfunción se le suele denominar anorgasmia. Sin embargo, la mayoría de las veces esto ocurre debido a causas emocionales y psicológicas.

Por supuesto, siempre se recomienda acudir con un ginecólogo para descartar causas orgánicas, tales afecciones en los músculos vaginales, enfermedades neurológicas, crónicas, endocrinas, efectos de algunas sustancias, entre otras.

Pero, vale resaltar que las reglas culturales son, en la mayoría de las veces, las verdaderas causantes de la anorgasmia. Es frecuente también sentir culpabilidad cuando se hace el amor, o no establecer una conexión emocional estrecha con el compañero. En estos casos, la actitud juega un papel importante en la respuesta sexual femenina.

Asimismo, hay mujeres que padecen vergüenza o manifiestan sentir pudor al ser observada su desnudez. También hay quienes provienen de hogares en los que han recibido educación sexual rígida y esto influye en su vida sexual en la etapa adulta.

La conexión entre la mente, el cuerpo y la pareja debe ser fuerte para que exista un orgasmo. Lo más importante, es disminuir la ansiedad del encuentro, ya que, al enfocarnos solo en el orgasmo perdemos otros momentos de alta intensidad.

Si nunca has tenido un orgasmo trata de examinar tus creencias sobre el sexo, y cuál es la actitud que asumes cuando se trata de hacer el amor, ¿es favorable o desfavorable?

Recuerda que cada pareja practica el amor de una forma única y si sigues las fórmulas de las películas pornográficas, entonces quizá nunca tengas un orgasmo porque muchas de esas escenas son irreales.

Abre las puertas de tu mente y responsabilízate de tu placer. Tampoco necesitas siempre tener un compañero; trata de experimentar tu sola con tus genitales. Mírate en un espejo, acéptate y amate.

Prueba distintas formas para masturbarte, luego será más fácil indicarle a tu pareja cómo te gusta ser tocada. Conocer tu propia sexualidad te ayudará bastante. @isbeliafarias90210 en @mundiario