Buscar

MUNDIARIO

Netflix muestra una cara distinta del porno con Hot Girls Wanted: Turned On

La nueva serie documental promete algo de polémica y un vistazo distinto a la industria pornográfica que se está expandiendo gracias a la era digital.

Netflix muestra una cara distinta del porno con Hot Girls Wanted: Turned On
Escena de Hot Girls Wanted: Turned On. / Captura de YouTube.
Escena de Hot Girls Wanted: Turned On. / Captura de YouTube.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

La apuesta de Netflix será estrenada el próximo 21 de abril y es una serie documental que aborda un mundo muy complicado dentro de la sociedad. El tema es la pornografía, así de sencilla es su premisa, pero la realidad es que busca despertar las verdades que se ven burladas por la hipocresía social.

Aunque cuenta con un solo tema, la serie aborda distintas historias que hablarán de todo lo relacionado con la industria del porno. Porque no solo se trata de los vídeos que antes se encontraban en las tiendas, el mundo del porno se ha extendido por todas partes abarcando a la era digital.

34324323

Jill Bauer, Rashida Jones y Ronna Gradus. / Captura de YouTube.

La productora ejecutiva de la serie, Rashida Jones, aseguró a El País, que “Hollywood se ha encargado de perpetuar unos estándares de la belleza que no son reales; la pornografía tiene un impacto gigantesco en la manera en que las parejas llevan sus respectivas vidas sexuales”.

La serie documental es como una especie de continuación del documental ‘Hot Girls Wanted’, que narró las historias de varias chicas que empezaron en el porno gracias a los vídeos caseros que realizaban y que tuvieron cierto éxito. Sus creadoras son Ronna Gradus y Jill Bauer, quienes junto a Jones, planean profundizar en el impacto que está tenido la pornografía gracias al Internet y en especial a las redes sociales.

Feminismo o explotar la figura femenina

3423433

Póster oficial de Hot Girls Wanted: Turned On. / Netflix.

En la entrevista concedida a El Pais, Jones explica que su motivación se encuentra centrada en mostrar un lado distinto de la pornografía, para demostrar que hay un punto muy irreal entre las actuaciones que dan las mujeres y lo que verdaderamente sienten cuando practican el sexo. Para ella, el documental que le presentaron Bauer y Gradus, no es sobre explotar a las mujeres, sino que es la representación de un reportaje original sobre algo que sucede todos los días y es más común de lo que la sociedad piensa.

Jones apunta que la sexualidad femenina mostrada por la industria porno está sexualizando a todas las mujeres por igual, por lo que es necesario mostrar como las jóvenes toman sus propias decisiones a través de las expectativas que tienen de ellas mismas. Así mismo, explica que la lección feminista, se concentra en que es una serie producida, dirigida y protagonizada íntegramente por mujeres que quieren exponer la realidad social a la que se enfrenta el género femenino en el día a día.

La industria pornográfica es una de las más solicitadas por el público. Gracias al Internet, puede estar a la mano a toda hora y en el momento en que lo precisen. Las estadísticas que rodean a PornHub hablan por sí solas; tan solo el pasado año recibió 23.000 millones de visitas y fueron reproducidos 91.980.225.000 vídeos.