Muñecas sexuales infantiles, la última arma de los policías para localizar a los pedófilos

Muñeca sexual infantil. Difundir.org
Muñeca sexual infantil. / Difundir.org

Reino Unido utiliza los juguetes sexuales que parecen niños para dar con atacantes que terminan siendo las personas menos esperadas. Informes especiales detallan que el último apresado fue un exdirector de un colegio de primaria y guarda de una iglesia.

Muñecas sexuales infantiles, la última arma de los policías para localizar a los pedófilos

Las muñecas sexuales infantiles están en pleno auge, a pesar de su aspecto hiperrealista en donde simulan ser unas niñas o niños, el juguete sexual no está prohibido por la ley. Sin embargo, las últimas incautaciones masivas que ha realizado la policía del Reino Unido, les ha permitido identificar a decenas de pedófilos cuya existencia era desconocida.

Sitios como eBay o Amazon son los más utilizados para vender a las muñecas hiperrealistas que pueden pesar hasta 25 kilogramos. Su costo puede ascender a miles de euros, según las especificaciones y características que desee el comprador.

La National Crime Agency (NCA) del Reino Unido alerta sobre el "fenómeno relativamente nuevo", en donde las muñecas hiperrealistas son adquiridas por pedófilos que operan en la nación. Aunque su uso no es ilegal, su llegada hasta el Reino Unido si lo es, tan solo desde marzo del 2016, 123 muñecas han sido interceptadas y seis importadores apresados.

Entre las personas que han sido apresadas, se encuentra un caso muy preocupante. David Turner es un exdirector de escuela primaria y guarda de iglesia que al día de hoy cuenta con 72 años, él fue encontrado comercializando con la muñeca sexual infantil y actualmente está siendo enjuiciado.

Los informes de la NCA expresan que la mayoría de las muñecas provienen de fábricas situadas en China y Hong Kong, y que la mayoría de las personas que están bajo custodia, también están relacionadas con la explotación y pornografía infantil. Pero hay un detalle que preocupa enormemente a la agencia británica y que dificulta su trabajo, y es que en su país existe un “vacío legal” que determina que las muñecas no son ilegales, así que para poder encarcelar a un posible pedófilo, es necesario encontrarlo con las manos en la masa y no solo comprando la muñeca.

El caso de Turner pudo ser llevado a la corte porque la agencia encontró que entre sus posesiones se encontraban alrededor de 34.000 imágenes pornográficas de niños. De lo contrario, el exdirector y guarda de iglesia, seguiría libre. La NCA continua alerta para poder detener cualquier crimen que pueda afectar la vida de los infantes, pero las leyes que existen actualmente no son del todo eficientes para poder detener el auge de las muñecas sexuales infantiles.

Muñecas sexuales infantiles, la última arma de los policías para localizar a los pedófilos
Comentarios