Buscar

MUNDIARIO

La forma en que las personas ven la vida de casados versus la vida de solteros está cambiando

Un adelanto: los hallazgos de un estudio muestran que los solteros pueden pensar que el matrimonio es mejor de lo que realmente es porque todavía no han tenido esa experiencia.

La forma en que las personas ven la vida de casados versus la vida de solteros está cambiando
Pareja sexy. RR SS
Pareja sexy. RR SS

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Vivir soltero como adulto ha sido estigmatizado durante mucho tiempo, y los solteros son vistos como "incompletos" debido a la falta de una relación. No solo eso, sino que también se culpa a los solteros por esta deficiencia percibida. Por ejemplo, en un estudio publicado hace unos 15 años, los investigadores pidieron a las personas que identificaran características asociadas con adultos solteros versus casados. Lo que encontraron fue que, mientras que las personas casadas solían describirse como agradables, honestas y maduras, los solteros solían describirse en términos duros y negativos: solitarios, inmaduros, incluso feos.

Pero, ¿las opiniones sobre los solteros y la vida de solteros siguen siendo tan negativas hoy en día?, ¿es posible que las cosas estén cambiando? Después de todo, mucho ha cambiado en las últimas dos décadas. En los Estados Unidos, la tasa de matrimonio alcanzó un mínimo histórico, y la edad promedio del primer matrimonio aumentó sustancialmente. Mientras que las personas solían casarse cerca de los 20 años, ahora esperan hasta cerca de los 30. Como resultado, las personas pasan cada vez más de sus vidas adultas solteras.

Con el fin de ver cómo las personas hoy en día ven la vida de solteros o casados, los investigadores del Instituto Kinsey encuestaron a 6.576 adultos estadounidenses de entre 21 y 76 años. Aproximadamente la mitad nunca se había casado, mientras que la otra mitad consistía en personas que actualmente estaban casadas, divorciadas o viudas.

El conjunto clave de preguntas que se les hizo a los participantes fue el siguiente: "En comparación con las personas solteras, ¿crees que las personas casadas ...": (a) "Tienen más amigos"; (b) "Tienen más sexo"; (c) "Tienen vidas sociales interesantes"; (d) "Trabajan duro para mantenerse en forma"; (e) "Son más contenidos"; (f) "Tienen más confianza"; (g) "Son más orientados a la carrera"; y (h) “Se sienten más seguros. Luego, los investigadores compararon las opiniones de personas casadas y solteras en estos 8 dominios. Hicieron estas comparaciones con la muestra general, así como por separado en función del estado actual de la relación.

A través de estos análisis, se consideraba que la vida de soltero excedía la vida matrimonial de varias maneras: en términos de amistades y vida social, comportamiento sexual, trabajo duro para mantenerse en forma y mentalidad profesional. Por el contrario, se consideraba que la vida matrimonial excedía la vida de soltero en términos de sentimientos de satisfacción, confianza y seguridad.

Por lo tanto, no era el caso de que las personas consideraran universalmente un estado de relación como mejor que el otro, sino que consideraban que tanto el estar casado como el soltero tenían ventajas únicas, ya que el matrimonio traía más beneficios emocionales y la soltería traía más beneficios sociales y sexuales.

Los investigadores también encontraron un efecto de "saber por experiencia". Por ejemplo, cuando comparó a solteros que nunca se habían casado con personas que se habían casado, aquellos que se habían casado consideraban que las personas solteras tenían una vida sexual y social aún más activa y que trabajaban más para mantenerse en forma. Del mismo modo, en comparación con los que se habían casado, los que nunca se habían casado pensaban que el matrimonio proporcionaría aún más satisfacción.

Básicamente, lo que muestran estos hallazgos es que, para las personas que alguna vez se han casado, esta experiencia parece amortiguar sus percepciones de la institución. En otras palabras, los solteros pueden pensar que el matrimonio es mejor de lo que realmente es porque todavía no han tenido esa experiencia (un efecto de "hierba siempre es más verde", por así decirlo).

Estos hallazgos sugieren que el matrimonio ya no se considera inherentemente superior a la soltería en todos los ámbitos en los Estados Unidos. Sin embargo, aún no está claro si esto se debe a que los solteros se ven de manera más favorable, el matrimonio se ve de manera menos favorable o si hay una combinación de ambos factores en juego.   @mundiario