La escritora Sheila Maldonado publica Perversa, erotismo como terapia

sheila 2
Perversa, de Sheila Maldonado./ S.M.

"Mediante el sexo en sus diversas modalidades, los lectores dan protagonismo al monstruo que habita en sus mentes y así se liberan", comenta la escritora de Perversa.

La escritora Sheila Maldonado publica Perversa, erotismo como terapia

La literatura erótica tiene cada vez más lectores en nuestro país. Así lo reflejan las cifras de descargas en Amazon.

Se llama Sheila Maldonado y su narrativa, siguiendo las convenciones del género de la erótica, delata esa doble concepción del relato como entrenamiento y como terapia para que el lector encuentre, en las  fantasías sexuales, una forma de sobrevivir en una realidad sometida al estrés y a la frustración; una frustración que refleja un consumismo basado en crear expectativas inalcanzables.

La publicación de Perversa supone profundizar en ese ecosistema de mujeres fatales, donde el sexo compulsivo no está reñido con una idealización del amor cada vez más inconsistente.

La siguiente entrevista para Mundiario nos revela algunas claves de la escritura de Sheila, un exponente más de esa rentable y productiva generación de creadoras que hacen del sexo una forma de comprender mejor las conductas sociales que imponen medios y también nuestras ensoñaciones más morbosas.

- ¿Por qué es necesario el sexo en novelas como las que escribes?

- En mis novelas se desencadenan muchas emociones, pues los personajes se ven envueltos en circunstancias donde el sexo es el único bálsamo para afrontarlas. Sus miedos, sus frustraciones, sus traumas, incluso complejos que llevan anclados en sus subconscientes,  salen a flote con el sexo, proporcionándoles verdaderas sesiones terapéuticas.  Mediante el sexo en sus diversas modalidades, dan protagonismo al monstruo que habita en sus mentes y así se liberan.

- ¿Se puede innovar en un género como la erótica con tanta producción y tantos autores, especialmente, en digital?

Cada persona es un mundo. Cada escritor es una galaxia de supernovas en constante producción. Ahí lo dejo expresado.

-¿Qué opinas de aquellos críticos que defienden que la Erótica es un género menor y machista?

-Que son unos aburridos en la cama (Risas).

- ¿Qué te motiva a escribir novelas como “Perversa”?

-Mmmm… se escriben solas. Me dejo llevar por la imaginación e inmediatamente surgen escenas, personajes e intensas pasiones que me piden que les de vida. Tanto en “Perversa” como en “Más Perversa”,  así como en “In your Clutches”, me motivan historias de genios como Beethoven, que han demostrado a través de sus obras lo fuerte que es la atracción sexual.

De hecho, esa atracción es el motor de muchas obras de arte. Escribir estas obras me proporciona mucha satisfacción. Emito mucha energía,  que como en un biofeedback, me retroalimenta,  generando secuencias, momentos intensos, como si los viera en una gran pantalla de cinesmacope. Me siento productora de las más sensacionales películas que conmueven todo mi ser..jo qué bien me ha quedado (Risas)

- ¿Hasta qué punto los lectores buscan entretenimiento o excitación en tus novelas?

- Creo que los lectores buscan algo que los envuelva. Quieren sentirse inmersos en una historia que los llene de excitación, lo que implica así mismo entretenimiento. No van a pasar el rato. Quieren algo más, quieren que se les erice la piel, quieren sentir correr la sangre por sus venas con mayor velocidad. Quieren imaginarse y llegar a sentir parte de lo que describo en cada momento y que incluya ese voltaje sexual que enciende el motor de sus sensaciones. Y, por lo que veo en sus reseñas, lo consigo, lo que me demuestra que transmito con éxito lo que pretendo en mis escritos.

-¿Dónde están los límites temáticos y expresivos en este género?

- Por supuesto que hay limitaciones que protegen la sensibilidad del lector. Por esta razón, intento demostrar que cada cual tiene su forma de manifestar su sexualidad como su naturaleza se lo pida.

En cuanto a palabras malsonantes ya especifico, en el prólogo que utilizo para muchas de mis obras, que usaré terminología propia de contextos en los que se viven escenas de BDSM, es decir , de prácticas sexuales en las que  se juega con roles y que se llegan a usar expresiones obscenas, pero que están consensuadas por las personas que practican tales juegos eróticos.

Por esta razón, aprovechando el espacio de Mundiario y agradeciendo tu generosidad, Ulises, invito a los lectores a que conozcan de una forma especial maneras de vivir el erotismo según diversos personajes y experiencias.

Enlace de compra: https://goo.gl/uht54a

La escritora Sheila Maldonado publica Perversa, erotismo como terapia
Comentarios