Cinco datos que probablemente no conocías sobre los sueños húmedos

Mujer sexy. RR SS
Mujer sexy. / RR SS

El sexo no se detiene mientras dormimos. Los científicos aseguran que la actividad sexual y el erotismo pueden llegar a ser más intensos mientras se está dormido.

Cinco datos que probablemente no conocías sobre los sueños húmedos

Decía Freud que los sueños estaban directamente relacionados con los deseos más carnales del ser humano. Y es probable que las fantasías sexuales no escapen a ello. Los llamados sueños húmedos son más comunes de lo que todos creemos. La razón es sencilla: el sexo no se detiene mientras dormimos. Seguramente la mayoría ha experimentado alguna vez una noche placentera tan solo con imaginar un encuentro excitante.

Sobre este fenómeno es mucho lo que se ha dicho durante décadas. Algunas investigaciones han revelado que, incluso, la actividad sexual y el erotismo pueden llegar a ser más intensas y placenteras mientras se está dormido. Pero eso no es todo. Los expertos sostienen que el significado y las interpretaciones los sueños mojados varían entre hombres y mujeres. Veamos algunos datos claves:

1. Sexo con la pareja actual. Es una fantasía común para las mujeres. En ese sentido, los expertos señalan que en la mayoría de los casos las féminas tiene sueños húmedos con su actual o compañeros sexuales anteriores, mientras que los hombres son más propensos a tener fantasías sexuales con personas imaginarias y en los que mantienen relaciones con más de una persona.

2. Sexo indeseado y con celebridades. Según estudios, el 18% de los sueños sexuales de las mujeres están relacionados con el sexo indeseado y el 9% con encuentros con celebridades.

3. Los hombres no tienen más fantasías que las mujeres. Anteriormente se pensaba que los hombres tenían el doble de sueños mojados que las mujeres, pero estudios recientes han revelado que ambos tienen el mismo número de visiones sexuales mientras duermen.

4. Menos sexo = más sueños húmedos. Estudios revelan que los hombres que no son sexualmente activos están más propensos a tener sueños eróticos. En el otro extremo, aquellos que son sexualmente activos experimentan menos fantasías mientras duermen. La razón es sencilla: los sueños terminan siendo una extensión de lo que se desea, y si no se tiene el suficiente sexo, el cuerpo se encarga de exteriorizarlo de distintas formas.​

5. Orgasmos nocturnos. Tal vez te cueste creerlo, pero ha quedado demostrado que las mujeres pueden tener orgasmos nocturnos a consecuencia de los sueños eróticos. Además, los especialistas sugieren que estos se pueden producir prácticamente en cualquier momento. @mundiario

Cinco datos que probablemente no conocías sobre los sueños húmedos
Comentarios