Cuatro consejos para evitar las infecciones vaginales durante el verano

Protagonistas de Spring Breakers. Cinergeticas.
Protagonistas de Spring Breakers. / Cinergeticas.

Sol, playa, arena, humedad… todos esos son factores que suenan a descanso y felicidad, pero si las mujeres no se cuidan, probablemente su zona íntima terminará infectada.

Cuatro consejos para evitar las infecciones vaginales durante el verano

El verano es para descansar y relajarse, pero no para descuidarse. Generalmente, los más afortunados van hasta las playas o piscinas para sacarle provecho a todo ese calor y rodearse de mucha arena, sol, mar y humedad… pero estos factores pueden terminar fastidiando todo el verano de las mujeres por culpa de un simple descuido que puede desarrollar una infección en la zona íntima, algo que es más común de lo que muchos piensan

Según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) el 75% de las mujeres en España suelen desarrollar al menos una vez en sus vidas vulvovaginitis, que es la infección de la vulva y la vagina. Para que no dejes de disfrutar de tu verano, presentamos cuatro consejos para evitar infecciones vaginales:

1. No pases mucho tiempo con el bañador húmedo: es decir, cuando salgas de la piscina o de la playa, no te dejes puesto el bañador o probablemente terminarás desarrollando una infección por culpa del clima que se desarrolla en la zona. Al salir del agua y luego exponerse al calor, la zona íntima empieza a llenarse de humedad que terminará beneficiando a las bacterias.

2. Cambiar los tampones: durante el verano, el calor que se acumula en la zona va subiendo y la humedad hace su aparición. Lo recomendable es ir cambiándolos cada cierto tiempo para evitar cualquier infección o bacteria. Otro bonus que las mujeres podrían usar, es la copa menstrual, pero ojo, esta también tiene que ser vaciada y limpiada después de un periodo de tiempo.

3. No usar prendas ajustadas: cuando las mujeres utilizan shorts a la cintura, jeans ajustados, bikinis mínimos… o cualquier prenda que ejerza mucha presión en la zona, están favoreciendo la aparición de las infecciones gracias a la acumulación de calor y humedad.

4. La ducha es muy importante: luego de un largo día de disfrutar de la playa, el sol y la arena, es importante ducharse. En esta etapa es cuando las mujeres deben dedicarle una atención especial a la zona para limpiarla y eliminar cualquier resto que pueda ser infeccioso, especialmente si se trata de la arena, que suele introducirse en los lugares menos esperados.

Prueba estos consejos y no olvides cuidar de tu zona íntima durante las vacaciones, especialmente si asistes a una piscina a la que van muchas personas, debido a que es de dominio público que una piscina es literalmente un gran poso de infecciones.

Cuatro consejos para evitar las infecciones vaginales durante el verano
Comentarios